Las redes sociales son plataformas de interacción. En ellas, los individuos intercambian opiniones, información y datos que tienen un relativo interés para ellos.
La adicción es una enfermedad mental crónica que se caracteriza por la búsqueda y consumo compulsivo de sustancias o conductas. Las adicciones comportamentales implican la realización de conductas reiteradas. Su objetivo es el de disminuir el malestar, tensión, frustración o ansiedad que sienten mediante la ejecución de este comportamiento que sólo le acaba trayendo consecuencias negativas al sujeto.
La adicción a las redes sociales entraría dentro de la categoría de adicciones comportamentales y concretando más, dentro las adicciones a las nuevas tecnologías.
Se puede considerar que una persona es adicta a las redes sociales cuando abandona o se disminuye notablemente la dedicación a otras áreas fundamentales de su vida (estudios, trabajo, familia, amigos…) y dedica la mayor parte de su tiempo a estar conectado a alguna red social. Además, si la persona no tiene acceso a alguna de estas plataformas, siente ansiedad o malestar.
Durante los últimos años, el uso de estas redes se ha ido incrementando sobre todo en la población adolescente. En la adolescencia ocurren cambios a nivel fisiológico, cognitivo y emocional. En este periodo, los jóvenes buscan definir su propia identidad y adquirir cierta independencia. Las figuras de referencia dejan de ser los padres y comienzan a ser sus iguales. En este momento de vulnerabilidad, las redes sociales pueden contribuir a que los jóvenes creen una falsa identidad que influye en la construcción de su personalidad. Además, los individuos buscan mejorar su autoconcepto y aumentar su autoestima. Uno de los consecuentes que mantiene el uso de las redes sociales es la consecución de la aprobación social. Algo común en las personas adictas a las redes sociales es que su valía personal está construida por factores externos. Es decir, la percepción que tienen de ellos mismos depende de la opinión de los demás.
Hoy en día, es muy poco común que un adolescente no haga uso de estas tecnologías para relacionarse, pero tanto el uso como la finalidad que se le da a estas redes puede determinar la existencia de un problema sobre el que estar alerta.

Adicción Redes Sociales

Adicción Redes Sociales

Factores de riesgo que predisponen al abuso de las redes sociales

Los jóvenes constituyen uno de los grupos más vulnerables a la hora de desarrollar una adicción a las redes sociales. Los adolescentes tienden a buscar nuevas sensaciones y suelen conocer mejor las nuevas tecnologías. Sin embargo, no exclusivamente los jóvenes tienen este tipo de adicción. La edad, no es un factor excluyente a la hora de hablar de adicción.

Factores personales:

Ciertas variables psicológicas y rasgos de la personalidad pueden predisponer a que el sujeto desarrolle una adicción a las redes sociales. Dentro de estas variables se encontrarían la búsqueda de emociones extremas, la impulsividad, la necesidad de gratificación a corto plazo, la intolerancia a estímulos percibidos como poco placenteros… Muchos de los individuos que tienen esta patología cuentan con una necesidad de afecto que llenan con la realización de la conducta problema previamente explicada. Las personas que se sienten insatisfechas personalmente también tienden a buscar sentirse satisfechas mediante la conexión a las redes.
Los sujetos introvertidos, con baja autoestima y autoconcepto negativo, tienen mayor riesgo de divagar por este tipo de plataformas. Les resulta más sencillo relacionarse con sus iguales por una red social y esto hace que tengan la sensación de sentirse mejor con ellos mismos a corto plazo. La carencia de habilidades sociales es otro de los factores que participan en el mantenimiento de dicho problema. Es decir, las personas que tienen dificultades a la hora de iniciar o mantener una conversación, que les cuesta expresar cómo se sienten y en definitiva relacionarse en sociedad, tienen mayor probabilidad de abusar de este medio. La tendencia a utilizar un estilo de afrontamiento inadecuado como la evitación (huir del problema) ante los conflictos del día a día, también es un factor de riesgo.

Factores contextuales:

-Factores familiares: el estilo educativo de los padres puede favorecer el abuso de las redes sociales. Los padres que tienen con sus hijos un estilo permisivo, desestructurado, desorganizado y sin normas tienden a permitir el abuso de estos medios e incluso lo pueden normalizar. Cuando el estilo de los padres es autoritario y demasiado rígido, los hijos se pueden rebelar y ejercer conductas no aprobadas por ellos.
-Relaciones sociales: los jóvenes que están aislados tienen mayor probabilidad de utilizar estas plataformas para poder generar vínculos con otras personas. Además, las personas que se hayan en un entorno donde es frecuente usar las redes sociales, tienden a usarlas por la presión social.

Adicción Redes Sociales

Adicción Redes Sociales

Síntomas de la adicción a las redes sociales

Existen diversas señales de alarma que sirven para identificar si la persona padece una adicción a las redes sociales:
-Las redes sociales como prioridad: las personas que son adictas a las redes sociales identifican estas estructuras sociales como lo más importante en sus vidas. De esta forma, desatienden las demás áreas. La plataforma gobierna sus pensamientos, sus emociones y su conducta a todas horas.
-Mentiras sobre las horas que se le dedican a las redes y pérdida de la noción del tiempo.
-Cambios en la higiene del sueño: La persona enferma renuncia a sus horas de sueño para poder ejercer la conducta que le genera gratificación.
-Cambios en la higiene personal: El adicto comienza a dejarse. El hecho de ducharse, cambiarse de ropa o simplemente hacerse la cama, deja de ser algo relevante en su vida ya que le quita horas de uso de la red social.
-Aislamiento: los individuos tienden a aislarse de la realidad para vivir sólo en el medio virtual.
-Cambios en el estado anímico: Las personas que frecuentan las redes sociales, las suelen utilizar como una vía para escapar de sus problemas. En ese momento, dejan de pensar. Los cambios de humor surgen cuando la persona deja de utilizar este tipo de plataformas. En este caso, los adictos, tienden a sentir ansiedad y suelen actuar de forma agresiva.
-Tolerancia: los adictos cada vez necesitan realizar con mayor frecuencia la conducta para poder sentir los efectos que experimentaban en un inicio.
-Intentos de reducción del tiempo que se le dedican a las redes sin ningún tipo de éxito.

Adicción Redes Sociales

Adicción Redes Sociales

¿Cómo podemos ayudarte?

Como en cualquier adicción comportamental, el individuo debe aprender estrategias de autocontrol para poder regular el uso de las nuevas tecnologías. Nuestro objetivo no es la extinción de esta conducta el resto de tu vida. Si consideras que tienes un problema con las redes sociales, no pienses que te puedes recuperar con fuerza de voluntad. Como ocurre con cualquier patología, necesitas someterte a un tratamiento bajo la supervisión de personal cualificado.
En Centro Acción, contamos con un equipo de profesionales de carácter multidisciplinar con el que abordamos desde todas las perspectivas posibles la adicción, ofreciendo un servicio completo con el fin de dotar al usuario y a sus familiares de todas las herramientas necesarias para su completa recuperación.
Por otro lado, en Centro Acción, nos preocupamos también de cómo esta adicción puede afectar a la familia de la persona. Por ello, implicamos a los familiares y/o entorno más cercano en todo el proceso del tratamiento del interesado, haciéndoles partícipes y ayudándoles a comprender y detectar la enfermedad de la adicción ya que, en el inicio de la recuperación, el entorno más cercano es el principal método de contención de la enfermedad, a la par que el principal soporte del individuo.
Además, si vienes a Centro Acción, te haremos una evaluación gratuita sin ningún tipo de compromiso para ayudarte con tu problema.

Contacto | Citas