El TDAH (Trastorno de Déficit Atencional e Hiperactividad) y las adicciones están fuertemente relacionados. Esto no significa que todo el que sufra este trastorno tenga inevitablemente que caer bajo alguna adicción, pero sí que son dos factores que se presentan unidos con bastante frecuencia. En este artículo vamos a explorar la relación entre ellos.

¿Qué es el TADH?

Lo que se conoce como TDAH es un trastorno de orden psiquiátrico. Se caracteriza por iniciarse en la etapa infantil, y es generalmente fácil de detectar, ya que los niños que la padecen suelen presentar una gran dificultad para concentrarse en cualquier tarea, se muestran siempre muy activos y revoltosos , y actúan con impulsividad, teniendo problemas para mantener un mínimo autocontrol.

Estas características hacen que pronto sean catalogados como niños “conflictivos”, pero la realidad es que la ansiedad que demuestran o el mal desempeño escolar que suele caracterizar a estos niños se debe a que este trastorno ocasiona fallos en la corteza prefrontal que alteran las funciones cerebrales.

Causas del TDAH

La investigación realizada en torno al TDAH sugiere que su origen está en la alteración de la neurotransmisión de dopamina en la corteza frontal. Esta función cerebral se encarga de organizar lo que son las actividades dirigidas a un propósito.

Estas alteraciones también afectan a la capacidad de controlar o inhibir determinados comportamientos, razón por la cual estas personas se comportan de manera impulsiva y a veces errática.

Dicho en palabras simples, la falta de control sobre sus actos se debe a que no tienen capacidad de evaluar las consecuencias que éstos pueden conllevar.

Así como cualquier persona normal puede hacer una proyección futura de lo que ocurrirá si actúa de determinada forma, estas personas llevan a cabo comportamientos inadecuados con frecuencia porque no son capaces de anticipar lo que esto supondrá para ellos a posteriori.

También se cree que estas alteraciones cerebrales pueden estar vinculadas de algún modo a la genética.

Relación entre el TDAH y las adicciones

La adicción se caracteriza por la incapacidad de la persona para dejar de consumir a pesar de las consecuencias negativas que tiene la droga para su vida; y estos efectos pueden verse multiplicados o facilitados en el caso de personas con TDAH, ya que como hemos indicado este trastorno se caracteriza por la falta de capacidad del afectado para controlar sus impulsos y comportamientos.

Además, con cierta frecuencia se da el caso de personas que no saben que padecen este trastorno y simplemente emplean sustancias como fármacos, alcohol o cannabis para calmar esa ansiedad que sienten.

Dado que su habilidad para mantener el control es menor, no es extraño que una vez que se habitúan a ellas, comiencen a consumirlas con una frecuencia cada vez mayor, puesto que la tolerancia que se desarrolla hace que éstas vayan disminuyendo sus efectos y sea necesario un menor tiempo o una dosis más elevada para conseguir los mismos efectos.

Aunque la adicción a sustancias es lo más prevalente, también se está estudiando la relación entre el TDAH y otras adicciones como los videojuegos, internet u otros dispositivos electrónicos.

Cómo afecta el consumo de sustancias a quien sufre TDAH

El consumo de sustancias adictivas siempre tiene un alto precio a pagar, pero en el caso de personas que sufren TDHA podríamos decir que éste es incluso mayor porque empeora su condición. Las drogas suelen repercutir en la corteza frontal, que es la que no funciona correctamente en los afectados por TDAH, de manera que algunos de los rasgos propios de este trastorno se ven agudizados.

Por un lado los fallos de atención y de memoria se acentúan. La impulsividad y la agresividad también se hacen más patentes en el comportamiento de lo que ya eran antes.

Esto desencadena una cascada de consecuencias a nivel de relaciones sociales que por lo general empeoran de forma significativa su calidad de vida. Al deteriorarse las relaciones personales y no cumplir con las expectativas mínimas en el ámbito laboral, estas personas suelen aislarse y sus niveles de estrés se incrementan muy notablemente.

Cómo afectan las drogas a las personas que sufren Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad.

Lo peor de todo es que tanto el estrés como la soledad no hacen sino favorecer a su vez las conductas adictivas, por lo que se puede caer en un peligroso círculo del que resulte muy complicado salir.

Adicciones más comunes en el TDAH

Se podría pensar que para quienes padecen TDAH, la puerta de entrada a las adicciones son los fármacos psicoestimulantes que toman para para mejorar su déficit de atención o los sedantes que se prescriben para disminuir la falta de control de la impulsividad.

Sin embargo la relación entre TDAH y adicciones va más allá, y muchos de los casos que se detectan están vinculados a otras sustancias, como el alcohol, el cannabis, la cafeína, la cocaína o las anfetaminas.

Y es que la base de todo es la falta de capacidad inhibitoria de estas personas. Al tener disminuida su capacidad para ponerse límites, cualquier sustancia con capacidad adictiva es susceptible de causarles daño.

Igualmente, su reducida visión de las consecuencias que pueden acarrearse las hacen más propensas a caer en adicciones, dado que se centran únicamente en la gratificación inmediata que obtienen ignorando por completo que ésta tiene un coste que antes o después les pasará factura.

Es precisamente por todo esto por lo que las personas con TDAH no solo son presa fácil de la adicción a sustancias, sino que pueden caer fácilmente en otras adicciones como la adicción al juego, a los móviles o a internet.

Tratamiento y soluciones

El tratamiento de una persona adicta con TDAH requiere un enfoque amplio que incluya terapia cognitivo-conductual, grupos de ayuda y apoyo de la familia. Este tratamiento conjunto puede realizarse de forma ambulatoria siempre que las adicciones no sean de especial gravedad y no se presente síndrome de abstinencia o alteraciones de la personalidad. Si se da un caso extremo se requerirá de un ingreso en un centro de desintoxicación antes de abordar dichas terapias.

Te invitamos a compartir con aquellas personas a las que creas que le puede interesar este post en el que explicamos cómo se relacionan el TDHA y las adicciones.

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

2 + 6 =

De lunes a  jueves: 10:00 - 13:30 / 16:30 - 21:00
viernes de 10:00 - 17:30