¿Qué es el cruising?

El cruising consiste en mantener relaciones sexuales en lugares públicos. Algunos de estos lugares suelen ser las zonas menos transitadas de los parques, descampados, zonas boscosas de las ciudades o alrededores, y en los baños de las estaciones de autobuses o trenes entre otros lugares, es decir, zonas en las que se puede pasar desapercibido.

En un principio la curiosidad, la inmediatez de tener sexo sin compromiso o el anonimato, son algunas de los motivos que pueden llevar a la persona realizar este tipo de conductas, sin tener en cuenta las consecuencias y los riesgos de la adicción al cruising, de los que más adelante entraremos en detalle.

No es algo exclusivo de personas con determinada orientación sexual, sin embargo esta práctica aparece en mayor medida en personas homosexuales.

En muchas ocasiones son personas que utilizan el cruising para satisfacer su deseo sexual o por curiosidad de experimentar otras experiencias, sin ser conscientes de los riesgos de la adicción al cruising,ya que en ocasiones se puede convertir en una conducta adictiva. 

¿Qué razones tienen las personas para practicar cruising?

Una de las razones más importantes está relacionada con factores emocionales y psicológicos, ya que muchas personas utilizan este tipo de redes de contactos para sentirse queridas, aceptadas o deseadas, dada su poca capacidad para interactuar en situaciones normales. Estas personas suelen presentar inseguridad, miedo al rechazo, baja autoestima, y utilizan este tipo de encuentros para solventar estas dificultades, y sentirse mejor.

Poor otro lado, también existe otra razón que está relacionada con la satisfacción del deseo sexual de forma inmediata sin establecer ningún vínculo emocional, está más relacionada con la búsqueda de una recompensa inmediata y la no valoración de las consecuencias.

Cualquiera de las razones previamente expuestas aparece en el desarrollo de una conducta adictiva, por un lado, la realización de una conducta adictiva hace que la persona evite aspectos de sí mismo o de su entorno y se sienta mejor, y por otro lado, se satisface un deseo de manera inmediata. Por ello, la práctica de cruising puede hacer que la persona desarrolle una adicción, y que no puede parar de realizar dichas conductas a pesar de las consecuencias negativas que puede ocasionar en la persona.

A continuación se van a exponer las consecuencias negativas y los riesgos de la adicción al cruising:

cruising

Uno de los riesgos más importantes de la adicción al cruising es el desarrollo de enfermedades de transmisión sexual (ETS); son infecciones que se transmiten de una persona a otra a través del contacto sexual, debido a las conductas de riesgo que se llevan a cabo en estos encuentros sexuales. Las causas de las ETS son virus, bacterias, parásitos y hongos. Entre las enfermedades de transmisión sexual más destacables se encuentran: 

  • Gonorrea: es una infección causada una bacteria que puede afectar a la uretra, el ano, la garganta o los ojos.
  • Clamidia: es una enfermedad causada por una bacteria. Las mujeres pueden contraer clamidia en el cuello del útero, el recto o la garganta. Los hombres la pueden contraer por la uretra, el recto o la garganta.
  • Herpes genital: es una enfermedad de transmisión sexual causada por un virus. Puede causar llagas en el área genital o rectal, nalgas y muslos. Puede contagiarse al tener relaciones sexuales vaginales, anales u orales con alguien que lo tenga. El virus puede contagiarse incluso cuando las llagas no están presentes. 
  • VIH (virus de la inmunodeficiencia humana): es una enfermedad que daña el sistema inmunitario, lo que acentúa el riesgo de contraer infecciones graves y ciertos tipos de cáncer. Cuando el VIH avanza sin una medicación que lo detenga, las persona pueden llegar a desarrollar SIDA. No todas las personas con VIH desarrollan sida.
  • Virus del papiloma humano (VPH): son un grupo de virus relacionado, existiendo más de 200 tipos. Los cuales pueden causar verrugas en diferentes partes del cuerpo. Se transmiten al mantener contacto sexual con una persona infectada. Algunos de ellos pueden ponerle en riesgo desarrollar un cáncer.
  • Sífilis: es una enfermedad causada por una bacteria, propagándose al mantener relaciones sexuales con una persona que la tiene. Infecta distintas áreas del cuerpo como genitales, boca o ano.
  • Tricomoniasis: es una enfermedad de transmisión sexual causada por un parásito. Se transmite por el contacto sexual con una persona que tiene la enfermedad.

Además de las enfermedades detalladas que se contraen a través del contacto sexual, también existen otros riesgosderivados de esta práctica que pueden afectar a la integridad de la persona.Sin duda quedar con personas desconocidas, y en lugares generalmente escondidos, aumenta los riesgos de exposición a agresiones, amenazas, chantajes, extorsiones, robos, etc.…

Finalmente, otro de los riesgos importantes de practicar cruising es desarrollar una adicción, en este caso a este tipo de conductas de carácter sexual. 

La adicción es una enfermedad crónica y primaria, basada en la pérdida de control con respecto a la realización de una conducta, en este caso mantener relaciones sexuales o conductas de carácter sexual. Una persona con una adicción pierde el control a pesar de las consecuencias negativas que la realización de dicha conducta tenga para su vida. Es decir, a pesar de los riesgos anteriormente expuestos la persona continúa realizando prácticas de cruising. 

No obstante, debido a que el sexo es un estímulo que por sí mismo puede generar una dependencia, si la persona no tuviera la predisposición genética para desarrollar una adicción así como el resto de los factores que deben darse, la persona podría desarrollar una dependencia a este tipo de práctica.

¿Cómo saber si estoy desarrollando una adicción o dependencia al cruising?

  • Si comienzas a sentirte ansioso, y necesitas sexo para calmar esa ansiedad, pero cuanto más tratas de evitar tener sexo el nerviosismo es mayor y más necesidad tienes de ello.
  • Tienes dificultades para parar la compulsión y evitar mantener esas relaciones sexuales.
  • Mientes a tu entorno para ir a practicar cruising.
  • Después de hacerlo te sientes culpable, avergonzado, frustrado, sin embargo, hay una próxima vez, muchas veces para volver a sentirte bien.
  • El pensamiento sobre la práctica de cruising ocupa gran parte de tu tiempo (planificación del siguiente encuentro).
  • Este tipo de encuentros sexuales son una forma de manejar emociones, de evadirte de ciertas circunstancias de tu vida, de cambiar tu estado de ánimo, etc.
cruising parque

¿Buscas ayuda para la adicción al cruising?

Si te has reconocido en alguno de los puntos previamente expuestos o es el caso de alguien de tu entorno, en Centro Acción podemos ayudarte. Nuestro equipo de profesionales formado por psicólogos especialistas en adicciones, terapeuta, médico psiquiatra, es experto en el tratamiento para la adicción y la dependencia. No es necesario que te identifiques con todas esas señales, pero si tienes dudas sobre si puedes estar teniendo un problema de este tipo no dudes en ponerte en contacto con nosotros, ya que un experto evaluará tu caso de manera gratuita y sin compromiso, ampliando información sobre la adicción al cruising así como sobre lo que necesitas en tu caso concreto.

El objetivo de nuestro tratamiento es que tengas una sexualidad plena sin riesgos así como que trabajes aquellos aspectos de tu vida en los que tienes alguna dificultad, es decir, que suponga un proceso de cambio que te ayude a crecer y a desarrollarte a nivel personal, y por ende, tengas una vida satisfactoria sin la necesidad de utilizar ningún tipo de conducta de manera disfuncional.

Contacto | Citas