Conoce el tiempo que tarda el cuerpo en eliminar el alcohol, los principales factores que influyen y el proceso de desintoxicación de esta sustancia.

El consumo de alcohol está muy asociado a celebraciones, fiestas o momentos de relajación, muchas veces se toma como una sustancia inocua aunque cada vez existe más información sobre las repercusiones que puede tener el consumo de alcohol sobre el organismo y a nivel cerebral.

El consumo de alcohol genera daños como, deterioro de la concentración, la reducción de los tiempos de reacción, la disminución de la coordinación o somnolencia. Pero, a pesar de esto, la gente continúa consumiendo y en grandes cantidades.

No se puede olvidar que el alcohol es una sustancia psicoactiva con una alta capacidad de crear dependencia. Al contrario de lo que se piensa socialmente, pese a que al inicio del consumo produce sensación de euforia y desinhibición, por lo que podría considerarse un estimulante, la realidad es que es una sustancia depresora del sistema nervioso central, ya que tras ese periodo inicial genera síntomas como apatía, somnolencia, fatiga, etc.

¿Cómo y cuánto tiempo tarda el cuerpo en eliminar el alcohol?

Además de que el alcohol afecte negativamente al organismo durante la intoxicación, el tiempo que se tarda en eliminar es bastante mayor que el que se tarda en consumir.

El proceso de eliminación es el mismo para todas las personas, independientemente de sus características (edad, sexo, peso, etc.). Se elimina alrededor de un 1% por la transpiración, es decir, por el sudor o por las lágrimas; en torno a un 10% es metabolizado por los riñones y expulsado mediante la orina; y el porcentaje restante (entre un 80 y un 90%), se elimina a través del hígado.

A pesar de que el proceso de eliminación es el mismo, sí que se debe tener en cuenta la cantidad de alcohol consumida, el tipo de bebida alcohólica elegida y las diferencias interpersonales en el metabolismo para procesar los alimentos, pues estos factores influirán el tiempo de metabolización del alcohol.

El cuerpo precisa de un promedio de alrededor de 12 horas para eliminar el alcohol, aunque esto variará en función de la cantidad que se haya consumido.

Diferentes estudios evidencian que el hígado es el encargado de metabolizar, descomponer y eliminar el alcohol y, para ello, tarda en torno a una hora en eliminar 29 mililitros de alcohol. Por ello, es importante tener en cuenta la cantidad ingerida, ya que en función de ello puede variar el tiempo de eliminación.

Una copa de vino o cerveza suele contener entre 12 y 14 mililitros de alcohol, por lo que, si se consumen dos bebidas el hígado tardaría alrededor de una hora en poder eliminar esa cantidad de alcohol de nuestro cuerpo.

Como se puede comprobar, lo que tarda el organismo en eliminar el alcohol, dependerá de varios factores, pero sobre todo de la cantidad ingerida. También hay que tener en cuenta que este proceso no se puede acelerar, por muchas estrategias que se puedan llevar a cabo para apresurarlo.

Consecuencias a corto y largo plazo del alcohol en el organismo

Los síntomas ocasionados por una intoxicación por alcohol son confusión, vómitos, convulsiones, cambios en la respiración, desmayos, entre otros.

Cuando se da un patrón de consumo de alcohol en grandes cantidades durante un periodo corto de tiempo (“atracones”), genera consecuencias a nivel físico, afectando negativamente al sistema respiratorio, a la frecuencia cardíaca, a la temperatura corporal, pudiendo llegar al coma o, incluso, a la muerte.

Además de las consecuencias ocasionadas por el consumo de alcohol a corto plazo, a largo plazo también se producen efectos bastantes perjudiciales. Puede producir afectaciones en el corazón (cardiopatías y arritmias), provocar derrames cerebrales y generar un aumento de la presión arterial, derivando en enfermedades más graves.

Aunque, sin duda, el órgano que más sufre con el consumo de alcohol es el hígado con enfermedades como hígado graso, hepatitis alcohólica, fibrosis o cirrosis. Además, también puede afectar al sistema inmunológico y puede aumentar el riesgo de desarrollar diferentes cánceres.

Proceso de desintoxicación de alcohol

Cuando una persona presenta una dependencia o una adicción al alcohol, la primera parte del proceso terapéutico se basa en la abstinencia, este caso abstinencia al alcohol.

La retirada abrupta del alcohol en ocasiones puede dar lugar a un síndrome de abstinencia al alcohol complicado, es decir, puede poner en peligro la vida del paciente. El alcohol es una sustancia que se metaboliza a través de diferentes órganos, que genera una dependencia a nivel cerebral y que su retirada abrupta puede dar lugar a lo que se conoce como “delirium tremens”.

El delirium tremens es un cuadro confusional agudo que aparece como consecuencia del cese abrupto del consumo de alcohol cuando una persona presenta una dependencia o una adicción al alcohol. Suele aparecer a las 48 horas de abandonar el consumo (entre el segundo y el cuarto día de dejar de beber) y conforma el cuadro sintomatológico de mayor gravedad del síndrome de abstinencia al alcohol.

Por ello, cuando existe cierta habituación o dependencia al consumo de alcohol, es importante que exista una vigilancia profesional y un seguimiento del abandono del consumo, ya que de no ser así puede suponer un riesgo para la salud de la persona.

Una vez superado el periodo de desintoxicación de alcohol, será necesario abordar diferentes aspectos de la vida del individuo, ya que son muchos los factores que están involucrados en el desarrollo de una adicción o de una dependencia.

Finalmente hay que señalar que existe una diferencia entre el concepto de desintoxicación y deshabituación, ya que la desintoxicación de alcohol o de otras sustancias está relacionada con aspectos de la abstinencia al alcohol a nivel físico y la parte de deshabituación está relacionada con aspectos a nivel psicológico de la adicción (asociaciones a nivel cerebral, hábitos, comportamientos, etc.).

El objetivo final del tratamiento es que el individuo pueda vivir sin consumo y tenga una buena calidad de vida, recuperando los aspectos perdidos, abandonando conductas de riesgo y de consumo, cambiándolos por otros más saludables; y la adquisición de habilidades personales y sociales que le ayuden a vivir sin el consumo.

Desintoxicación de alcohol en Madrid

En Centro Acción contamos con un equipo multidisciplinar de profesionales que promoverán tu seguridad en el proceso de desintoxicación de alcohol. Así mismo, el objetivo del tratamiento no es sólo mantener tu abstinencia al alcohol sino sientas bienestar en tu vida sin la necesidad de volver a beber.

Te invitamos a compartir este artículo para que otras personas conozcan cómo y cuánto tiempo tarda el cuerpo en eliminar el alcohol, así como los factores que influyen.

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

8 + 14 =

91 057 72 02 / 683 767 899

info@centroaccion.es

Calle Salustiano Olózaga, 14, 1º Izquierda, 28001, Madrid

De lunes a viernes: 10:00 - 14:00 y 16:30 - 21:30