Estamos viviendo un Estado de Alarma motivado por la propagación de un virus, el coronavirus, hasta ahora desconocido. Una de las medidas que se han decretado es el confinamiento, tratando de evitar el contagio y la rápida propagación del citado coronavirus, o COVID-19.

Este confinamiento puede tener diferentes consecuencias en las personas, pudiendo ir desde problemas en la salud física y mental, laborales, económicos, de convivencia, etc. dándose la posibilidad de que todos estos agraven los anteriormente mencionados de salud, principalmente la mental.

Conoce al coronavirus

En primer lugar, atendiendo a lo expresado por la OMS (Organización Mundial de la Salud), vamos a definir e intentar explicar lo referente al coronavirus:

– Coronavirus: Es una amplia familia de virus que pueden afectar tanto a humanos, principalmente en las vías respiratorias pudiendo ir desde enfermedades comunes hasta graves, como a animales.

– COVID-19: el más reciente coronavirus descubierto.

– Síntomas del COVID-19: tos seca, cansancio y fiebre.

– Cómo se propaga el COVID-19: aunque todavía se están estudiando diferentes vías de contagio, se sabe que una persona infectada puede contagiar a otra mediante las pequeñas gotas que despide al estornudar, toser o hablar; si conectan directamente con otra persona, o si estas caen en superficies que la otra persona toque y, posteriormente, se lleve las manos a los ojos, boca o nariz. Por eso se recomienda una distancia prudencial de al menso un metro de distancia entre personas, así como protegerse las manos a la hora de tocar diferentes superficies e, incluso, no llevarse las manos a la cara antes de lavárselas bien con jabón al llegar a casa, siendo esto más efectivo, si cabe, que los geles desinfectantes. El virus, como hemos dicho, se contagia más por esas pequeñas gotas que se liberan al hablar, que por el aire.

Confinamiento por coronavirus

¿Cómo protegerse del coronavirus?

La forma más efectiva de protegerse, y proteger a los demás, tratando de evitar el contagio del COVID-19, y siempre atendiendo a la OMS (Organización Mundial de la Salud) es:

– Mantener una distancia mínima de un metro entre personas.

– Lavarse las manos frecuentemente, especialmente al volver de la calle.

– No tocarse la cara (nariz, boca y ojos).

– Sólo salir de casa para lo imprescindible, según marcan las medidas decretadas por el gobierno, referentes al Estado de Alarma de Confinamiento por Coronavirus.

– Mantener la higiene de las vías respiratorias, protegiéndose con un pañuelo o el codo doblado cuando tosamos o estornudemos (el pañuelo habrá que desecharlo inmediatamente después).

– No es necesario llevar una mascarilla, siempre y cuando no se esté enfermo o se cuide a una persona que lo esté. hay que recordar que las mascarillas desechables son de un solo uso y que se estaría malgastando una mascarilla, cosa poco recomendable ante la escasez de mascarillas.

Posibles problemas psicológicos durante el confinamiento por coronavirus

En esta situación de Estado de Alarma en que nos encontramos, con mucha incertidumbre respecto a la realidad de con qué nos enfrentamos, cuándo terminará y, no menos importante, de qué manera lo hará (incertidumbre por nuestro trabajo, economía, familiares, etc.), es normal que aparezcan cuadros de ansiedad, miedo, frustración, etc. en cualquiera de las personas que estamos padeciendo el confinamiento por coronavirus, como también que se vean agravados en gente que anteriormente ya padecía alguna de estas patologías.

Estas personas, las que ya padecían un cuadro de patología por estrés, pensamiento obsesivo, ansiedad, etc. y que se estaban tratando, no deben dejar su terapia en momentos como el que ahora nos ocupa de confinamiento, siendo más concretos, de confinamiento por coronavirus para evitar la propagación del mismo.

Igualmente estamos todos expuestos a poder padecer una depresión, siendo algunos de sus síntomas el sentimiento de inutilidad que se puede hacer muy presente con el paso de los días en confinamiento, la dificultad para conciliar el sueño y los problemas de concentración y falta de energía. Estos últimos también pueden hacer acto de presencia con nuestra situación actual de confinamiento por coronavirus.

Recomendaciones para afrontar el confinamiento de la mejor forma posible

Como hemos mencionado, el confinamiento puede hacer que aparezcan o se acentúen síntomas como el estrés, pensamientos obsesivos y ansiedad. Los que ya tuvieran estos síntomas y estuvieran acudiendo a terapias para tratarlos, deberán continuar con las mismas mediante terapias online, como las que hemos adaptado en nuestro Centro Sanitario especializado en adicciones en Madrid, ya que es importante continuar con el proceso de recuperación máxime cuando las circunstancias tienden a agravar estas patologías.

En el caso de personas que no padecían antes este tipo de síntomas, como los que sí los padecían, es recomendable que mantengan contacto con sus amistades y seres queridos mediante los móviles y redes sociales, así como que dosifiquen la información que se recibe a través de estos y de las televisiones para no obsesionarse y entrar en alarmismos catastrofistas.

Algunas recomendaciones específicas para afrontar este estado de confinamiento por coronavirus son:

– Llevar a cabo las recomendaciones de índole sanitario.

– Hacer un horario con una rutinas a seguir diariamente.

– Comer de forma equilibrada.

– Realizar ejercicio físico.

– Mantener la rutina de sueño.

– No tener demasiados tiempos libres en los que se pueda caer en el sedentarismo.

– Mantener el contacto, a ser posible por vídeo llamadas, con familiares y amigos.

– Incorporar actividades recreativas.

– Seguir los hábitos saludables.

– Mantenerse informado por no en exceso.

– Mantener la calma y ser positivo.

Consejos para el confinamiento por coronavirus de personas con problemas de adicción

Posibles problemas específicos de las personas con problemas de adicción

Estos síntomas que se pueden presentar debido al estado de confinamiento por coronavirus, tal y como hemos dicho, también pueden agravarse. Existe una población en la que este estado de aislamiento cobra mayor relevancia, afectando más si cabe, y es en las personas que padecen la enfermedad de la adicción.

Estas personas, entre otras cosas, presentan cuadros obsesivos compulsivos con el consumo de drogas o de conductas adictivas, siendo también muy habituales los episodios de ansiedad, frustración, miedos, etc. Ni que decir tiene cómo estos cuadros pueden dispararse ante la incertidumbre y el aislamiento debidos al confinamiento por coronavirus que estamos viviendo.

Por centrarnos en una de la patologías, a modo de ejemplo, una persona adicta de por sí con síntomas de ansiedad debidos a consumos de drogas o de conductas adictivas, verá estos síntomas multiplicados ante la prohibición de salir de casa para ir a comprar su dosis o a realizar su conducta adictiva. Es también relevante tener en cuenta que, las personas con adicción, tienen dificultades en según qué casos para manejar y manejarse ante según que situaciones, habiéndonos encontrado nosotros casos de pacientes que consiguieron identificar momentos de su infancia, antes incluso de que apareciesen los consumos, en los que la sensación de no encajar estaba presente. Estas situaciones les llevaban a sentirse diferentes, normalmente inferiores al resto, y fue cuando conocieron las drogas cuando consiguieron, a través de sus consumos, manejar la frustración y la angustia que sentían.

Tomando estos casos como referencia, y sabiendo por nuestros más de veinte años de experiencia tratando adicciones que es un factor que se suele repetir en las personas con la patología de la adicción, entendemos que hay que tener un especial cuidado en esta situación de confinamiento por coronavirus. Decimos esto porque, ante un confinamiento, es habitual que cualquiera tenga momentos de sentir frustración, angustia, incertidumbre, desesperación, etc. pudiendo ser más acentuados, como hemos dicho, en los adictos. Esos son los sentimientos que comentábamos de los que, el adicto, suele querer escapar. Los pacientes que nosotros nos hemos encontrado a lo largo de nuestros años de experiencia, en no pocas ocasiones, han terminado identificando que consumían para huir de su realidad. Una realidad que le superaba por no saber manejarse ante según que situaciones, no posicionándose, no valorándose a sí mismo, no confiando en ellos, anteponiendo las necesidades de los demás a las suyas propias y, por ende y cuando tomaban conciencia de ello, necesitaban su vía de escape que encontraban a través de los consumos.

Del mismo modo, las personas que han fumado o fuman tabaco, marihuana, metanfetamina, heroína, cocaína, etc. Es bastante probable que tengan afecciones pulmonares, lo que les convierte en población de riesgo por atacar el coronavirus a nivel pulmonar y respiratorio por lo que, el momento actual de confinamiento por coronavirus, se antoja más complicado.

Las personas con problemas de adicción deben seguir teniendo atención especializada durante el confinamiento por coronavirus

La población que padece la enfermedad de la adicción, y que está en consumo activo, puede mostrar dificultades extra para manejar la situación de confinamiento por coronavirus. Aquí podemos encontrarnos con dos variables.

– La primera será en la que los sentimientos de angustia, miedo, frustración, etc. que les produce el no consumir drogas son más fuertes que los mismos sentimientos producidos por el miedo al contagio.

– En la segundo nos encontramos con personas que, estando también en consumo activo, se encuentran en un estadio avanzado de la enfermedad, el cual les lleva a no valorar la gravedad ni el riesgo de salir a la calle en este Estado de Alarma. Son casos en los que el consumo se lleva prolongando a lo largo de mucho tiempo, y con una frecuencia muy corta entre consumo y consumo, por lo que directamente toman la decisión de consumir y consumen, antes incluso de que les aborden los sentimientos antes descritos.

En ambos casos, los interesados salen a comprar droga a pesar de la prohibición de salir de casa. Su compulsión de consumo, y la ansiedad que les produce tanto el propio consumo como el pensar en lo que les ocurriría si no obtienen su consumo, les lleva a no reparar ni valorar el riesgo de contagio propio por abandonar el confinamiento y, desde ahí, la posibilidad de contagiar a otros y de contribuir a la propagación del COVID-19. Esto, evidentemente, va en contra del bienestar y la salud de ellos mismo y de otros, además de atentar de forma directa contra los planes de frenar la propagación y el contagio del coronavirus, motivos por los que estamos sometidos al confinamiento por coronavirus.

Desde Proyecto Hombre se está haciendo hincapié en la necesidad de no descuidar al público con problemas de adicción, por lo anteriormente expresado, así como de la necesidad de disponer de material adecuado para desarrollar su trabajo de manera segura.

En Centro Acción mantenemos el tratamiento de la adicción adaptándonos a las circunstancias

Nosotros, desde Centro Acción, nos sumamos a la actuación responsable de confinamiento y prevención para combatir el coronavirus, así como no cesamos en nuestra labor de ayudar a personas con problemas de adicción como llevamos haciendo desde años atrás, máxime en las circunstancias que nos ocupan

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

7 + 13 =

91 057 72 02 / 683 767 899

info@centroaccion.es

Calle Salustiano Olózaga, 14, 1º Izquierda, 28001, Madrid

De lunes a viernes: 10:00 - 14:00 y 16:30 - 21:30