A continuación, te explicamos por qué las personas con problemas de adicción tienen un mayor riesgo de suicidio.

La adicción y el suicidio son dos de los problemas de salud mental más serios y devastadores que enfrenta nuestra sociedad, con frecuencia ocultos por el estigma y el silencio.

En este artículo vamos a analizar la conexión que existe entre ellos, ya que sólo tenemos que echar un vistazo a los estudios disponibles para darnos cuenta de una realidad: las personas con problemas de adicción tienen mayor riesgo de considerar, intentar o cometer un suicidio.

La adicción como factor de riesgo para el suicidio

Las investigaciones han puesto de manifiesto que las personas con adicciones tienen tasas de suicidio significativamente más altas en comparación con la población general. Por ejemplo, se ha encontrado que el riesgo de suicidio entre personas con dependencia al alcohol es hasta 10 veces mayor que en el resto de la población. Algo similar ocurre con las estadísticas acerca del abuso de otras sustancias y las conductas adictivas y el suicidio.

Esto demuestra que la adicción, ya sea a sustancias como el alcohol, las drogas ilícitas o los medicamentos, o sin sustancia, como el juego, no es solo una lucha contra una dependencia física o emocional, sino que es también un importante factor de riesgo para acabar con la vida de uno mismo.

Dicho vínculo, como vamos a ver ahora, se debe a múltiples factores, los cuales interaccionan entre sí de manera compleja, haciendo que las personas con problemas de adicción sean especialmente vulnerables al suicidio.

Factores biológicos: neurotransmisores y predisposición genética

Alteraciones en la química cerebral y en la función de determinados neurotransmisores, como la serotonina y la dopamina, pueden influir en la propensión hacia comportamientos adictivos y suicidas. Además, la predisposición genética podría contribuir a esta tendencia, aumentando la susceptibilidad de una persona a desarrollar adicciones y pensar en el suicidio, lo que resalta la importancia de considerar la historia familiar a la hora de evaluar el riesgo y establecer un diagnóstico y plan de tratamiento adecuados.

Factores psicológicos: alteraciones emocionales

Es habitual que quienes caen en la adicción sufran altibajos emocionales, experimentando sentimientos de desesperanza, depresión y ansiedad, algo que agrava la adicción y aumenta los impulsos suicidas. Igualmente, el sentimiento de vergüenza y culpa asociado a las adicciones, empeora estos problemas psicológicos, incrementando la posibilidad de suicidio.

Factores sociales: estigma y problemas personales, legales, laborales y económicos

En numerosas ocasiones, la adicción conlleva enfrentar serios problemas legales, así como perder la relación con seres queridos, el trabajo y la estabilidad financiera, entre otras muchas cosas, lo que incrementa significativamente la sensación de desesperanza y desesperación, y con ello, la tendencia a la conducta suicida.

Por otra parte, el estigma social que existe en torno a la adicción y los problemas de salud mental conduce al aislamiento social, lo que complica la búsqueda de ayuda. Así, muchas personas se esconden y ocultan su situación por miedo a ser juzgadas o no ser comprendidas por sus familiares y amigos. Como consecuencia, no solo se agravan la adicción y los trastornos mentales subyacentes, sino que también aumenta el riesgo de suicidio, al disminuir los puntos de apoyo que podrían ofrecer ayuda, y al dificultar el acudir a un profesional de la salud mental que pueda establecer un tratamiento.

Un factor extra en la adicción a sustancias: acceso a medios potencialmente letales

Es evidente que, en el caso de la adicción a sustancias, se tiene acceso a medios mortales que te ponen muy fácil el acabar con tu vida, por lo que es un factor que debemos tener muy en cuenta al valorar el riesgo de suicidio en personas con problemas de adicción.

Señales de alerta y prevención del suicidio en personas con adicciones.

Señales de alerta y prevención del suicidio en personas con adicciones

Para prevenir el suicidio de un ser querido con problemas de adicción, es especialmente importante conocer (y reconocer) las señales, que podrían alertarnos de ello. Dichas señales son diversas, pudiendo ser muy sutiles o extremadamente evidentes (en cualquier caso, siempre requieren de atención especializada inmediata). A continuación, se detallan algunos de los signos más habituales, que indican un riesgo elevado de suicidio en quienes luchan contra la adicción.

Se observan cambios en la conducta y el estado de ánimo

Los cambios en el comportamiento o el estado de ánimo son señales críticas de alerta. Estos síntomas pueden manifestarse con expresiones de desesperanza, como decir que las circunstancias nunca mejorarán o que no existe una salida viable a su situación.

Igualmente, suele observase una tendencia a la evitación social, aislándose la persona de sus amigos y familiares y dejando de participar en actividades sociales que antes disfrutaba. También puede presentar mayor agitación, nerviosismo, comportamientos impulsivos, signos de depresión como tristeza persistente, alteraciones significativas en el patrón de sueño y alimentación, y cambios de humor, irritándose y frustrándose sin una causa aparente.

Aumentan los comportamientos de riesgo

El incremento notable en la cantidad o frecuencia del consumo de sustancias o de las conductas adictivas, especialmente cuando parece ser una forma de autolesión o escape, es una clara señal de alarma.

Además, que hable sobre el suicidio, ya sea a través de comentarios directos o indirectos relacionados con la muerte y las ganas de morir; o que comience a organizar sus asuntos personales, como hacer un testamento o regalar posesiones valiosas, puede ser indicativo de que la persona está considerando acabar con su vida. Paralelamente, podemos notar que participa en actividades peligrosas o arriesgadas sin preocuparse lo más mínimo por lo que le pueda pasar.

Hay que estar pendientes de los acontecimientos traumáticos, ya que aumentan el riego de suicidio en personas con adicciones

Como hemos visto antes, hacer frente a problemas legales, la pérdida de empleo, o los problemas económicos, son situaciones que pueden llevar a un estrés extremo y a un sentimiento profundo de desesperanza, al igual que la pérdida de relaciones importantes, ya sea el final de una relación amorosa, familiar o de amistad, situaciones que también conducen al aislamiento y a una sensación enorme de soledad.

Asimismo, experiencias recientes de eventos traumáticos, como la muerte de un ser querido, un accidente grave, o haber sido víctima o testigo de violencia, pueden ser el detonante para que las personas vulnerables, como lo son aquéllas que sufren adicciones, consideren el suicidio como una salida a su dolor. La acumulación de estas circunstancias sobrepasa la capacidad de afrontamiento de la persona, subrayando la necesidad de atención profesional y apoyo emocional.

¿Qué puedes hacer si detectas signos de suicidio en un ser querido con problemas de adicción?

¿Qué puedes hacer si detectas signos de suicidio en un ser querido con problemas de adicción?

Cuando se identifican una o más de estas circunstancias o señales de alerta, es primordial actuar de manera inmediata. Debes hablar abiertamente con tu ser querido sobre tus preocupaciones, expresando tu apoyo y buscando ayuda profesional. Es importante acercarse sin juzgar y ofrecer un espacio seguro y de confianza en el que pueda compartir sus sentimientos. La intervención temprana es un factor determinante en la prevención del suicidio en personas con problemas de adicción.

No olvides que el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España pone a disposición de todos los ciudadanos una línea de atención a la conducta suicida.

Conclusiones sobre la conexión entre la adicción y el suicidio

En conclusión, las personas con problemas de adicción tienen un mayor riesgo de suicidio debido a la interconexión que existe entre diversos factores biológicos, psicológicos y sociales. Para poder ayudarlas es fundamental reconocer las señales de alerta, hacerles sentir que no están solas y, sobre todo, animarlas a acudir a un centro especializado en el tratamiento de adicciones, ya que en estos casos es la única manera que existe de prevenir el suicidio.

Si te ha gustado este artículo sobre el mayor riesgo de suicidio en personas con problemas de adicción, te animamos a compartirlo con quien pienses que le puede ser de utilidad.

Referencias y autoría del contenido

El contenido de esta entrada ha sido elaborado por el equipo de profesionales del Centro Acción manteniendo nuestro compromiso con la calidad, rigurosidad , veracidad y actualización de la información proporcionada en este sitio web.

Referencias

1. Valenciano-Mendoza E, Fernández-Aranda F, Granero R, Gómez-Peña M, Moragas L, Mora-Maltas B, Håkansson A, Menchón JM, Jiménez-Murcia S. Prevalence of Suicidal Behavior and Associated Clinical Correlates in Patients with Behavioral Addictions. Int J Environ Res Public Health. 2021 Oct 21;18(21):11085. doi: 10.3390/ijerph182111085. PMID: 34769603; PMCID: PMC8583661.

2. Miller NS, Mahler JC, Gold MS. Suicide risk associated with drug and alcohol dependence. J Addict Dis. 1991;10(3):49-61. doi: 10.1300/J069v10n03_06. PMID: 1932152.

3. Dragisic T, Dickov A, Dickov V, Mijatovic V. Drug Addiction as Risk for Suicide Attempts. Mater Sociomed. 2015 Jun;27(3):188-91. doi: 10.5455/msm.2015.27.188-191. Epub 2015 Jun 8. PMID: 26236166; PMCID: PMC4499285.

4. Lynch FL, Peterson EL, Lu CY, Hu Y, Rossom RC, Waitzfelder BE, Owen-Smith AA, Hubley S, Prabhakar D, Keoki Williams L, Beck A, Simon GE, Ahmedani BK. Substance use disorders and risk of suicide in a general US population: a case control study. Addict Sci Clin Pract. 2020 Feb 21;15(1):14. doi: 10.1186/s13722-020-0181-1. PMID: 32085800; PMCID: PMC7035727.

5. Giugovaz A, Grassi M, Marchetti I. Substance addictions and suicidal thoughts and behaviors: Evidence from a multi-wave epidemiological study. Psychiatry Res. 2024 Apr;334:115821. doi: 10.1016/j.psychres.2024.115821. Epub 2024 Feb 27. PMID: 38432116.

6. Devin J, Lyons S, Murphy L, O’Sullivan M, Lynn E. Factors associated with suicide in people who use drugs: a scoping review. BMC Psychiatry. 2023 Sep 5;23(1):655. doi: 10.1186/s12888-023-05131-x. PMID: 37670233; PMCID: PMC10478413.

7. Oyefeso A, Ghodse H, Clancy C, Corkery JM. Suicide among drug addicts in the UK. Br J Psychiatry. 1999 Sep;175:277-82. doi: 10.1192/bjp.175.3.277. PMID: 10645331.

8. Garnefski N, de Wilde EJ. Addiction-risk behaviours and suicide attempts in adolescents. J Adolesc. 1998 Apr;21(2):135-42. doi: 10.1006/jado.1997.0137. PMID: 9585492.

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

9 + 2 =

De lunes a  jueves: 10:00 - 13:30 / 16:30 - 21:00
viernes de 10:00 - 17:30

Contacto Móvil