Conoce en qué consiste y cuánto dura el síndrome de abstinencia de la cocaína para hacer frente con mayor eficacia a la adicción o dependencia de esta sustancia.

El consumo de cocaína genera una alteración en el Sistema Nervioso Central, es una droga estimulante, cuya intoxicación genera en la persona que consume efectos como euforia, aumento de energía, alerta mental, etc. Además, la cocaína afecta al funcionamiento del cerebro, produciendo una alteración en el sistema de recompensa cerebral.

El patrón inicial de consumo de cocaína puede ser ocasional, sin embargo, con el tiempo puede ir incrementándose la frecuencia o la cantidad. Este aumento del consumo se debe al efecto de la tolerancia: cada vez se necesita mayor cantidad de la sustancia consumida para obtener el efecto inicial.

La tolerancia da lugar a lo que se conoce como dependencia, es decir, el cerebro se habitúa a la cantidad consumida y con el paso del tiempo la persona puede dejar de sentir los efectos iniciales, necesitando incrementar el consumo para obtener los mismos efectos del principio. Además, se genera una habituación al consumo de cocaína asociado a determinados entornos, personas, estados emociones, etc.

Es importante señalar que cuando la persona cuenta con la predisposición genética para desarrollar una adicción, así como factores emocionales, factores de la personalidad, y factores ambientales, además de dependencia, la persona puede gestar una adicción.

En cualquier caso, cuando se consume con determinada frecuencia, en el momento que se deje el consumo se experimentará el síndrome de abstinencia de la cocaína.


¿Qué es el síndrome de abstinencia?

El síndrome de abstinencia se experimenta cuando se interrumpe de manera abrupta el consumo de una droga, manifestándose con una serie de síntomas que variarán según la intensidad y frecuencia con la que se consumía la sustancia, en este caso cocaína.

El síndrome de abstinencia tiene una duración determinada, que suele variar de varios días a varias semanas en función de la sustancia consumida. Los síntomas que se manifiestan son de carácter físico, emocional y psicológico.

La sintomatología de la abstinencia está relacionada con la parte física del consumo (desintoxicación), es decir, con el efecto que tiene a nivel orgánico y a nivel cerebral el cese del consumo de una sustancia que con determinada frecuencia se consumía. La cocaína es una sustancia química que genera alteraciones en el cerebro, por lo que al detener el consumo se genera una respuesta fisiológica (síndrome de abstinencia).


¿Cuánto dura el síndrome de abstinencia de la cocaína?

Existen diversos mitos sobre el síndrome de abstinencia, sobre todo asociados a que hay sustancias que lo producen y hay otras que no.

Cualquier sustancia que altere el funcionamiento del cerebro y que entre en contacto con el organismo genera sintomatología abstinente cuando se deja de consumir. Sin embargo, es cierto que cada sustancia produce unos síntomas, conlleva unos riesgos asociados y sin duda, a parte de la sustancia hay que tener en cuenta la intensidad y la cantidad consumida, pues influirá en el tiempo y la gravedad de la sintomatología abstinente.

En el caso del consumo de cocaína, el síndrome de abstinencia suele durar en torno a dos semanas, variando este periodo en función del patrón de consumo y la cantidad.


¿En qué consiste el síndrome de abstinencia de la cocaína?

Cuando una persona está en consumo activo, y el consumo es frecuente, una de las razones que la persona se da para volver a consumir es eliminar la sintomatología abstinente y sentirse mejor.

El síndrome de abstinencia es el conjunto de manifestaciones físicas y psicológicas como consecuencias del cese del consumo de una droga. Los síntomas de abstinencia que aparecen con mayor frecuencia en personas que consumen cocaína son presencia de ansiedad, síntomas depresivos, sentimiento de culpa, mayores niveles de irritabilidad, alteraciones en el apetito y sueño, sueños intensos y desagradables o cansancio.

Estos síntomas se presentan al inicio del periodo de la abstinencia, como consecuencia de una desajuste químico en el cerebro de la persona que consume, así como en su organismo propiamente dicho.

Síntomas síndrome de abstinencia de la cocaína


¿Por qué una vez finalizado el síndrome de abstinencia, un consumidor de cocaína continúa teniendo ganas de consumir?

Como se ha expuesto, el síndrome de abstinencia está relacionado la parte orgánica del consumo (alteraciones en el funcionamiento y la estructura del cerebro, concretamente del Sistema dopaminérgico y cambios en el organismo por el consumo). Sin embargo, una vez que el cerebro “asume” que no obtendrá más cocaína y el organismo recupera sus niveles normales, existe una parte psicológica asociada al consumo de cocaína.

El deseo de consumir no finaliza cuando termina el periodo del síndrome de abstinencia de la cocaína, y esto es debido a que nuestro cerebro establece una serie de asociaciones entre el consumo y estímulos, emociones, personas, entornos, etc.

Por ello, si una persona basa su recuperación del consumo de cocaína únicamente en la fase de desintoxicación y en la superación de la sintomatología abstinente es altamente probable que vuelva a consumir, independientemente del tiempo que pueda permanecer sin consumir cocaína.

Las asociaciones de las que se hablaba previamente deben ser disueltas, y la persona que consume cocaína debe contar con las herramientas necesarias para afrontar sus situaciones de riesgo (situaciones que incrementan la probabilidad de consumo) así como aquellas emociones o situaciones que gestionaba a través del consumo de cocaína.


Tratamiento para el consumo de cocaína en Madrid

Tanto si el paciente presenta una adicción como si presenta una dependencia a la cocaína, se requiere de un tratamiento que le permita no sólo detener el consumo de cocaína y tratar la sintomatología abstinente, sino que se necesitan realizar los cambios pertinentes que requiera cada caso para que esa abstinencia se mantenga a largo plazo.

Cualquier tratamiento relacionado con el consumo problemático de cocaína requiere de la fase inicial de desintoxicación (abandono del consumo y tratamiento de sintomatología abstinente) aunque el trabajo de ciertos aspectos psicológicos es necesario tanto si se trata de dependencia como de adicción. La diferencia de ambos tratamientos versa en la complejidad de la problemática y por ende, en la duración del mismo.

Centro Acción cuenta con un equipo multidisciplinar de profesionales expertos en el tratamiento de todo tipo de adicciones, incluida la adicción a la cocaína. El objetivo de nuestro tratamiento es facilitarte el cese del consumo de cocaína y promover una abstinencia permanente a esta droga, aportándote las herramientas que necesitas para no volver a consumir cocaína y tener bienestar en tu vida.

Te invitamos a compartir este artículo para que otras personas conozcan en qué cosiste y cuánto dura el síndrome de abstinencia de la cocaína.

Contacto | Citas