Existen varios factores que favorecen la iniciación en el consumo de drogas por parte de los jóvenes. Los adolescentes son una población vulnerable al consumo de sustancias, especialmente alcohol y cannabis, muchas veces por sentir que si no lo hacen el grupo no les aceptará de igual forma y otras solamente por probarlo.

Uno de los principales motivos es la creencia de éstos de que, si algún amigo les ofrece y ellos dicen que no, van a ser menospreciados por parte del grupo. De aquí deducimos la tan dañina tendencia a pensar que se es más “guay” si se consume, si se va contra las reglas establecidas.

Otro de los principales elementos del consumo de sustancias en jóvenes es la idea de que, si consumen drogas en sus momentos de ocio, fiestas o celebraciones; lo van a pasar mejor. Los jóvenes tienden a relacionar el consumo de drogas con su ocio, con algo divertido y para nada peligroso, de ahí que uno de los últimos estudios realizados revele que el 15% de los jóvenes admite consumir drogas de manera habitual.

Otro concepto equivocado que tienen los jóvenes es la creencia de que las consecuencias negativas que aparecen relacionadas con el consumo de drogas no les van a pasar a ellos, viéndose lejos de que esto les pueda pasar o que ellos puedan perder el control con las sustancias (“yo controlo”). Sin embargo, nada más lejos de la realidad, puesto que el inicio de una adicción se gesta en la adolescencia o inicio de la edad adulta, aunque las consecuencias negativas evidentes no aparezcan hasta pasados varios años.

El cannabis es una de las sustancias más consumidas por la población adolescente y por los jóvenes, considerando que se trata de una droga blanda y minimizando las consecuencias que tiene ésta para la salud física y mental del consumidor. Existe el argumento generalizado de que se trata de una planta y que tiene beneficios terapéuticos, sin embargo, esta información no es del todo cierta.

Además, es importante destacar que existe una relación entre el consumo de cannabis y el desarrollo de episodios psicóticos o esquizofrenia en jóvenes.

Estas son algunas de las ideas erróneas que tienen los jóvenes sobre las drogas, que les acerca a tomar contacto con ellas, e incluso que los puede llevar a consumir más allá de esa primera vez.


¿Todos los jóvenes que consumen drogas serán adictos?

Es importante señalar que la adicción es una enfermedad, de la que el adicto no es culpable pero sí responsable. Para desarrollar una adicción se debe contar con diversos factores, entre los que se incluyen factores genéticos, ambientales, del individuo y la oportunidad de consumir.

Por ello, no todos los jóvenes que consuman drogas serán adictos, pero los que reúnan esos factores y tengan esa predisposición a desarrollar una adicción puede que sí.

Por ello, es fundamental que se realicen programas de prevención para los jóvenes en los que se les de información real sobre el consumo de drogas.

Cuando un adolescente prueba una sustancia, bien sea alcohol, cannabis u otra, desconoce toda esta información, así como si existe una vulnerabilidad en él / ella para desarrollar la enfermedad de la adicción.

Es difícil imaginar que alguien que conoce la realidad de los efectos del alcohol en el organismo, se permita abusar de su consumo cada fin de semana e, incluso, mezcle varios tipos de alcohol para multiplicar sus efectos.

Del mismo modo carece de lógica que una persona que se está poniendo en riesgo por su elevado consumo de alcohol, consuma cocaína para paliar los síntomas del alcohol y poder así beber más. Y lo mismo ocurre en el sentido inverso, es decir, consumir alcohol para paliar los efectos de la cocaína y, como consecuencia, poder consumir más cocaína. En ambos casos los riesgos aumentan exponencialmente, pudiendo ocurrir comas etílicos o alteraciones peligrosas del ritmo cardiaco.


Importancia de prevenir e informar a los jóvenes sobre el consumo de drogas y la enfermedad de la adicción

Al igual que ocurre con cualquier otra enfermedad de carácter crónico como puede ser el cáncer, las personas intentamos llevar a cabo pautas para prevenir su aparición, especialmente en aquellas en enfermedades que son crónicas y pueden condicionar la vida. Un adicto no es culpable de su enfermedad, pero si se divulgase en qué consiste la enfermedad de la adicción en el colectivo juvenil se podrían evitar muchos casos.

No se debe olvidar que, aunque una persona no tenga la predisposición para ser adicto, el consumo frecuente de sustancias puede hacer que desarrolle una dependencia. Por ello, en cualquier caso, siempre es importante que los jóvenes y adolescentes conozcan qué ocurre realmente cuando consumen drogas y qué consecuencias pueden tener por ello.


Nuestro Tratamiento

Consumo de drogas en los jóvenes: nuestro tratamiento | Centro Acción

El equipo de Centro Acción considera que es necesario prevenir el inicio del consumo de drogas y la mejor forma de hacerlo es mediante la transmisión de información tanto a los jóvenes como a las familias.

Nuestro profesionales realizan terapias psicoeducativas para no sólo dar información sobre la adicción, dependencia y el consumo de sustancias a adolescentes, sino también para orientarles y aportarles herramientas que les permitan protegerse del consumo.

Además, Centro Acción, ha alcanzado acuerdos para acudir a colegios, institutos y universidades a informar acerca de la realidad de las drogas, sus efectos y las consecuencias de su consumo.

En la misma línea, hemos contactado con diferentes medios de comunicación y organismos oficiales para hacer llegar la información al mayor número de personas sobre los riesgos del consumo de drogas.

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

7 + 9 =

91 057 72 02 / 683 767 899

info@centroaccion.es

Calle Salustiano Olózaga, 14, 1º Izquierda, 28001, Madrid

De lunes a viernes: 10:00 - 14:00 y 16:30 - 21:30