En este artículo detallamos cuáles son los principales síntomas de la adicción a la comida para ayudarte a ponerle solución o prevenir este problema.

El adicto a la comida, o comedor compulsivo, tiende a ser aquel que convierte la necesidad básica de alimentarse en una obsesión.

Comer es una necesidad básica, si no llevásemos este hábito a cabo moriríamos, aunque también es cierto que existen personas a quienes les genera mayor bienestar o disfrute que a otros comer, pero dentro de ello, cuando catalogamos a una persona de adicta a la comida no se trata de alguien a quien le gusta mucho comer, sino alguien que ha perdido el control con sus hábitos alimenticios.

De la misma manera que ocurre con las sustancias psicoactivas o con otras adicciones sin sustancia (RRSS, móviles o juego), se genera una liberación de dopamina en el cerebro. La dopamina es un neurotransmisor que se libera en el sistema de recompensa cerebral cuando se consume una droga o cuando se realiza una conducta que nos gusta, motivando al individuo a repetir esa conducta que le genera bienestar y placer.

La comida en sí misma, es para nosotros un reforzador natural, y se produce liberación de dopamina en el cerebro como medio de supervivencia, es decir, sentimos placer comiendo para la supervivencia del propio individuo (motivación para repetir la conducta de comer).

Una persona, en la mayoría de los casos, cuando sacia su apetito deja de comer. Existen casos en los que esto no ocurre así, en los que la persona continúa comiendo a pesar de no tener más hambre. Sigue alimentándose por el placer que el comer le produce, y lo hace, aunque esto le ocasione tener problemas estomacales.

¿Qué es la adicción a la comida?

La adicción a la comida consiste en una pérdida de control con respecto al hábito de comer a pesar de las consecuencias negativas que esto esté generando para la persona (físicas, psicológicas, en el entorno familiar, laboral, social, etc.) La persona adicta a la comida no puede parar el impulso de comer y tiene pensamientos recurrentes sobre la comida, incluso dejando responsabilidades u ocupaciones de su vida por comer.

Como en otras adicciones, cuando se realiza un comportamiento, en este caso comer, para manejar situaciones, tapar sentimientos negativos, como recompensa, como motivo de celebración o como medio de canalización emocional, podemos sospechar de la existencia de una adicción y por tanto podemos decir que estos serían algunos de los síntomas de la adicción a la comida a tener en cuenta en mayor medida.

Existe el agravante de la sustancia a la que esta adicción se refiere: la comida. Si estuviésemos hablando de cocaína, heroína, alcohol, etc. el interesado tendría mayor facilidad para tomar conciencia de que lo que consume no es sano para él, pero, en el caso de la comida, que es necesario ingerirla para sobrevivir, el adicto tiene más facilidad a la hora de justificar sus consumos y, desde ahí, es más difícil que tome conciencia de la problemática, que tome conciencia de su enfermedad. Por ello resulta muy útil conocer de antemano cuáles son las principales consecuencias y síntomas de la adicción a la comida.

Consecuencias de la adicción a la comida

La adicción a la comida tiene graves consecuencias negativas en el organismo que, cuanto más se demore que la persona pida ayuda y se someta a un tratamiento especializado, más riesgo habrá de que éstas se presenten y provoquen efectos más dañinos.

Las posibles consecuencias por los trastornos alimenticios de un comedor compulsivo o adicto a la comida son, entre otras:

Diabetes
• Colesterol alto
• Hipertensión
• Artritis
• Problemas cardíacos
• Enfermedades renales
• Pérdida de masa ósea y muscular
• Debilidad, fatiga o cansancio
• Anemia
• Pérdida de cabello y debilidad en las uñas

Además de las consecuencias físicas, los pacientes que presentan adicción a la comida tendrán consecuencias a nivel psicológico (baja autoestima, inseguridad, ansiedad, sufrimiento emocional, síntomas de depresión, entre otros), así como en el área social, de pareja, familiar y laboral/académico.

Síntomas de la adicción a la comida

Síntomas de la adicción a la comida

Como en otros casos de adicciones, bien sea a drogas o a comportamientos adictivos, el adicto a la comida justificará sus consumos y hará responsables a otras personas o cosas.

Es común escuchar la justificación de “consumo por culpa de…..”, o, “si fulanito cambia, yo dejaré de comer en exceso”, como también minimizará sus consumos quitándoles importancia. No se hará responsable y, de este modo, evitará ponerle remedio: al no ser responsabilidad suya, él no tiene que arreglarlo.

Algunos de los más visibles síntomas de la adicción a la comida son:

• Comen por la sensación de placer que experimentan al hacerlo, no por tener hambre.
• Tienen obsesión con algunos alimentos
• Comen en exceso
• Se presentan sentimientos de culpabilidad no solo después de comer, sino también antes de hacerlo y mientras lo están haciendo.
• En ocasiones se esconden para comer
• Comen para afrontar sentimientos desagradables como el estrés, la ansiedad, etc.

Tratamiento de adicción a la comida en Madrid

La adicción a la comida se trata como cualquier adicción sin sustancia, aunque el tratamiento de este tipo de adicción tiene la particularidad de que no se puede retirar la sustancia, sino que la abstinencia se orientará a que obtengas el control sobre la comida. Para ayudarte a lograr la recuperación, en el Centro Acción contamos con un equipo multidisciplinar de profesionales (médicos, nutricionistas, psicólogos, terapeutas) que van a tratar de forma global la problemática, actuando todos de manera integral.

Nuestro objetivo no sólo es que recuperes el control ahora, sino que no vuelvas a recaer en esta conducta. Con este objetivo diseñaremos un programa de tratamiento adaptado a ti y a tus necesidades, acompañándote durante todo el proceso los profesionales que integran el equipo. El tratamiento de Centro Acción promueve que conozcas tu enfermedad y adquieras las herramientas necesarias, así como los cambios pertinentes para que tengas satisfacción en tu vida sin la necesidad de llevar a cabo la conducta compulsiva.

Te daremos una cita gratuita y sin compromiso donde podrás ampliar la información y evaluaremos tu caso.

Te invitamos a compartir este artículo si deseas ayudar a otras personas a conocer cuáles son los síntomas de la adicción a la comida y cómo pueden empezar a ponerle solución.

Centro Acción | Contacta ahora

91 057 72 02 / 683 767 899
info@centroaccion.es
Calle Salustiano Olózaga, 14, 1º Izquierda, 28001, Madrid
De lunes a viernes: 10:00 - 14:00 y 16:30 - 21:30