Conoce qué es el sexo químico o Chemsex, cuáles son las sustancias más utilizadas y sus riesgos en la semana del Orgullo Gay.

¿En qué consiste el Chemsex?

El Chemsex es un término que tiene origen en Reino Unido y resulta de la combinación entre dos palabras: chem y sex. En idioma castellano significan químico y sexo, dando lugar al término “sexo químico”, que alude al uso de sustancias psicoactivas en un contexto de carácter sexual. 

Este tipo de práctica tiene como finalidad obtener sexo desinhibido, aumentar la resistencia física, intensificar los niveles de placer experimentados, así como incrementar la duración de esta. En ocasiones, pueden ir desde algunas horas hasta varios días, en los que incluso se deja de comer y de dormir.

¿Quiénes y cómo llevan a cabo esta práctica?

En su gran mayoría, los hombres homosexuales o bisexuales son los que llevan a cabo esta práctica, tanto aquellos que se definen a sí mismos como tal, como aquellos hombres que mantienen relaciones con otros hombres. Las personas que las ejecutan pueden ser de diferentes edades o niveles socioeconómicos. 

Según la última encuesta del European MSM Internet Survey o EMIS (2017) sobre conductas sexuales entre hombres, el 14,1% declara haber usado drogas estimulantes para que el sexo fuera más intenso y duradero

En este sentido, la tendencia a practicar Chemsex va en aumento, especialmente durante la semana del orgullo gay. Esto último se debe, a que la oportunidad de conocer a diferentes personas y que a se den ciertas festividades, son un contexto que propicia el uso de sustancias y su combinación con el sexo. 

De hecho, la forma en la que se planifican este tipo de encuentros es a base de aplicaciones móviles de geolocalización, redes sociales o contactos previos en otros lugares como saunas, bares o clubes de sexo. El entorno más habitual en el que se efectúan las sesiones de Chemsex es en pisos o en fiestas privadas. 

Estas sesiones se pueden llevar a cabo de uno-a-uno, es decir, dos personas que son pareja estable o pareja sexual ocasional, o en grupos de 3 o más personas.

Chemsex en la semana del Orgullo Gay: ¿Cuáles son las sustancias más utilizadas?

Si bien diversas sustancias y fármacos se relacionan con la práctica del Chemsex como la cocaína, la ketamina, el éxtasis/MDMA o la viagra, las más características dentro de este mundo son la mefedrona, el GHB o la metanfetamina, por los efectos relacionados con la excitación que genera en aquellos individuos que la consumen. 

Del mismo modo, el nitrito de alquilo/butilo o popularmente poppers es otra de las drogas más usadas en la semana del orgullo gay y en los encuentros de Chemsex

Es más, la tendencia habitual es el policonsumo de varias de estas sustancias o la  combinación de estas con el alcohol (1).

Tabla 1. Sustancias utilizadas habitualmente en la práctica del Chemsex.

Gráfica Sustancias utilizadas habitualmente en la práctica del Chemsex

Fuente: Ministerio de Sanidad (2020). Abordaje del fenómeno del Chemsex.

Ahora bien, ¿se sabe realmente a lo que se expone practicando Chemsex?

Ciertamente, cualquier actividad que implique el consumo de sustancias psicoactivas es sinónimo de riesgo. Es decir, conducir, trabajar, hacer deporte y llevar a cabo cualquier tipo de labores cotidianas bajo los efectos de cualquier sustancia es peligroso ya que pueden aparecer ciertas secuelas, como una pérdida de control motor, somnolencia o convulsiones. 

Por consiguiente, consumir sustancias en un contexto sexual no está exento de consecuencias negativas. Pero si además de esto, se tienen en cuenta aquellas consecuencias asociadas a las conductas sexuales arriesgadas que se producen dentro del Chemsex, que llegan a asustar a los mismos usuarios, entonces el impacto negativo se observará desde ambas vertientes. 

CONSECUENCIAS NEGATIVAS

Consumo de sustancias

Conducta sexual

  • Sobredosis: cuando el consumo es continuo y por diferentes vías de administración, se contraponen los efectos de unas y otras → estimulantes-depresoras.
  • Aparición de sintomatología psicótica, asociada a ciertas sustancias.
  • Alteraciones de carácter emocional, ansiedad o depresión. 
  • Transmisión de enfermedades infecciosas como VIH/SIDA cuando se utiliza la misma jeringuilla si se inyecta una sustancia.
  • Deterioro físico y mental por el consumo tan intenso y prolongado.
  • Bugchasing, que consiste en invitar a la sesión a un asistente incógnito que presenta VIH. Transmisión del virus por escasa protección. 
  • Contagio de otras enfermedades infecciosas de transmisión sexual: Hepatitis C, Gonorrea o Sífilis
  • Dificultades para mantener relaciones sexuales sin consumo de sustancias, con una sola pareja o para experimentar placer o satisfacción.
  • Deterioro físico y mental debido a la duración tan prolongada de los encuentros sexuales.

  

ADICCIÓN a las sustancias y a la práctica de Chemsex.

En efecto, el Chemsex puede generar una gran dependencia o detonar una doble adicción, que se debe a que se dos estímulos muy potentes se están asociando, como lo son las sustancias psicoactivas y el sexo. La adicción es una enfermedad, que es primaria y crónica. 

Las personas que realizan esta práctica no son conscientes de los peligros que se asumen cuando se entra en contacto con estas. Con el paso del tiempo, los encuentros sexuales sin sustancias dejan de ser reforzantes, por lo que se dificulta que la persona no recurra al consumo a la hora de mantener relaciones íntimas. 

Además, el contagio de enfermedades infecciosas es especialmente contingente con el Chemsex, bien por compartir las jeringuillas para administrarse ciertas sustancias o bien por la nula utilización de protección sexual. 

Resulta evidente afirmar que el Chemsex produce una alteración en la salud tanto física como psicológica en el individuo. Es el caldo de cultivo ideal para generar adicción, impotencia sexual, problemas en la salud física o trastornos del estado de ánimo, ansiedad o psicosis (2)

Riesgos y consecuencias del sexo químico - orgullo gay

¿Por qué el Chemsex durante la semana del orgullo gay?

Aunque solamente una minoría de las personas del colectivo LGTBI son las que llevan a cabo este tipo de prácticas, en términos generales, la mayoría son hombres que tienen relaciones íntimas con otros hombres. 

Según se refleja, la tendencia de este fenómeno es aumentar durante la semana del orgullo gay (3) y, además, también se ha incrementado durante la pandemia del coronavirus (4)

¿Qué hacer ante un problema relacionado con el Chemsex?

Se entiende que un problema relacionado con el Chemsex sucede cuando la persona tiene dificultades para mantener relaciones sexuales monógamas, sin el uso de sustancias o no experimenta placer. Si te sientes identificado con estas situaciones, la solución es pedir ayuda profesional. 

La forma de abordar este fenómeno o la adicción es ciertamente, mediante un tratamiento especializado y un equipo de profesionales formados en Chemsex. Contamos con psicólogos y médicos-psiquiatras expertos en desintoxicación de todo tipo de sustancias y conductas de riesgo. 

El objetivo y prioridad del tratamiento es restaurar las relaciones sexuales en el individuo, sin la necesidad de consumir ninguna sustancia psicoactiva. El sexo es una conducta que puede reaprenderse de forma sana y saludable, adquiriendo ciertas herramientas que le permitan normalizarla.

Nuestro equipo se centrará en ayudarte a parar, progresar en tu proceso de recuperación, recuperar calidad de vida y disfrutar del sexo con salud.

Referencias bibliográficas

1.  Ministerio de Sanidad. (2020). Informes, Estudios e Investigación: Abordaje del fenómeno del Chemsex. Secretaría del Plan Nacional sobre el SIDA. Recuperado de: https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/chemSex/docs/CHEMSEX._ABORDAJE.pdf

2. Curto, J., Dolengevich, H., Soriano, R. y Belza, M. J. (2020). Documento técnico: Abordaje de la salud mental del usuario con prácticas de Chemsex. Ministerio de Sanidad. Recuperado de: https://profesionales.msd.es/static/medicos/pdf/abordaje-salud-mental-usuario-practicas-chemsex.pdf

3. Gabilondo, P. (2017, 27 de junio). “Un cóctel explosivo”: las nueve drogas más consumidas en las maratones sexuales. El Confidencial.

4. Agencia EFE (2021, 12 de mayo). “Chemsex”, las peligrosas fiestas sexuales que han aumentado durante la pandemia.

Primera versión publicada el 26/06/2018 

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

13 + 4 =

91 057 72 02 / 683 767 899

info@centroaccion.es

Calle Salustiano Olózaga, 14, 1º Izquierda, 28001, Madrid

De lunes a viernes: 10:00 - 14:00 y 16:30 - 21:30