Algunas personas preguntan si existen medicamentos para dejar la cocaína cuando son conscientes de que han entrado en la espiral de la adicción y no son capaces de salir de ella por sí mismas. En este artículo damos respuesta a esta duda e indicamos opciones de tratamiento efectivas según la literatura científica.

La percepción que se tiene del consumo de drogas ha cambiado notablemente con el paso del tiempo. Hace unas décadas este comportamiento se relacionaba sobre todo con grupos marginales, sin embargo, cada vez un mayor número de personas de nivel socioeconómico medio y alto consume drogas como la cocaína con fines recreativos.

Esto conduce en más ocasiones de lo que la población general puede pensar a la aparición de la adicción, que es una enfermedad crónica y recurrente del cerebro que se caracteriza por la búsqueda y el consumo compulsivo de drogas, o la repetición de conductas adictivas, a pesar de sus consecuencias nocivas.

Este proceso es muchas veces imperceptible, puesto que lo habitual es negar que existe un problema, lo cual puede derivar en la aparición de numerosas dificultades en la vida del afectado y probablemente complicará el abordaje de esta enfermedad.

Además, las personas que finalmente toman conciencia de que tienen un problema, o cuyo entorno les hace ver las consecuencias negativas de su consumo, suelen ser reacias a someterse a terapia, y una de las cuestiones que plantean es si existe algún fármaco que les permita acabar con la adicción a la cocaína.

¿Existen medicamentos para dejar la cocaína?

En la actualidad hay investigaciones en curso y no es descartable que en el futuro pueda llegar a comercializarse un fármaco eficaz para dejar la cocaína, pero por ahora no existe ningún fármaco que quite la adicción; incluso los que hay para el alcohol como el disulfiram o para la heroína como la metadona o la buprenorfina, no quitan el deseo de consumir. Algunos minimizan el síndrome de abstinencia y otros como el topiramato baja la compulsión, pero para quitar las ganas de consumir cocaína no existe ningún fármaco.

La investigación parece ir encaminada actualmente hacia el estudio de los cambios que produce la cocaína en determinados receptores cerebrales. Los científicos esperan que con la comprensión de estos procesos se puedan desarrollar medicamentos adecuados para neutralizar la adicción, aunque se desconoce qué tiempo puede llevar completar las investigaciones y desarrollar dichos fármacos.

Por lo tanto, a día de hoy, todo lo que puede hacerse para tratar la adicción a la cocaína es seguir con los métodos actuales que han demostrado ser eficaces. El abordaje psicológico de esta enfermedad con especialistas en el tratamiento de la adicción es hasta el momento la única opción que de manera consistente ofrece buenos resultados.

Además parece poco probable que a corto o medio plazo vayan a aparecer fármacos que eliminen la adicción prescindiendo del tratamiento psicológico. Lo más realista es esperar que aparezcan medicamentos que sirvan de apoyo a la terapia psicológica y faciliten todo el proceso.

¿Por qué hay pacientes adictos a la cocaína que toman medicamentos prescritos por un psiquiatra?

Los fármacos que hoy en día se facilitan a los adictos a la cocaína están destinados al tratamiento de algunos problemas relacionados con la adicción, tales como la ansiedad, la depresión o la psicosis; pero por sí mismos no sirven para evitar el consumo, pues como hemos indicado en el apartado anterior, todavía no se han encontrado medicamentos para dejar la cocaína.

En este punto es importante destacar la importancia de contar con un equipo experimentado en el tratamiento de la adicción, donde tanto psicólogos como psiquiatras conozcan en profundidad esta enfermedad y trabajen bien coordinados para poder aprovechar de la mejor forma posible los recursos psicológicos y farmacológicos existentes en la actualidad.

Medicamentos para problemas relacionados con la adicción a la cocaína.

¿En que consiste el tratamiento psicológico para dejar la cocaína?

La terapia cognitivo conductual es hasta el momento la mejor opción con la que se cuenta para tratar las adicciones en general y la adicción a la cocaína en particular. Consiste básicamente en buscar el modo de cambiar las conductas que han llevado a la adicción, de manera que el paciente pueda salir del círculo vicioso en el que se encuentra.

A grandes rasgos, la aplicación de esta terapia se divide en cuatro fases:

1. Primero hay que evaluar hasta qué punto la adicción es grave y cómo influye en la vida del sujeto. Dependiendo de hasta qué punto esté afectándole se optará por el ingreso en un centro de desintoxicación o bien se decidirá un tratamiento ambulatorio.

2. Tras la evaluación se deciden las pautas a seguir. Se establece un plan terapéutico y se explica al paciente cuáles son los desafíos a los que habrá que enfrentarse, proporcionándole las herramientas que precise para solventarlos con éxito.

3. A continuación se inicia un proceso de abstinencia, buscando reforzar la motivación del individuo para que ésta se alargue en el tiempo lo máximo posible.

4. Una vez hecho esto llega el momento de implantar nuevos hábitos. Esta es la cuarta y última fase, y resulta imprescindible para afianzar el proceso y evitar las recaídas. La creación de un nuevo estilo de vida alejado del anterior es fundamental para que el tratamiento resulte exitoso a largo plazo, ya que si no es así, una vez retirado el refuerzo motivacional constante, existirá un mayor riesgo de que vuelvan conductas que anteriormente condujeron al paciente hacia la adicción.

El objetivo es que no se vuelva a necesitar el consumo nunca más

Con el modelo integral y multidisciplinar que ofrecemos en Centro Acción para el tratamiento de la adicción a la cocaína no buscamos que la persona deje de consumir esta droga por un periodo de tiempo, sino que no vuelva a necesitar el consumo nunca más. Esto se consigue ampliando la conciencia del problema, facilitándole las herramientas necesarias para que pueda enfrentarse a una posible recaída cuando ya no esté en tratamiento, y ayudándole a realizar los cambios que necesita en su vida para que la recuperación le merezca la pena.

Te invitamos a compartir este post sobre medicamentos para dejar la cocaína que realmente en la actualidad no existen con aquellos familiares y amigos a los que entiendas que le puede resultar de interés.

Referencias

1. JM. Llorente del Pozo, I. Iraurgi-Castillo. Tratamiento cognitivo conductual aplicado en la deshabituación de cocaína. 2008. doi: 10.1016/S1575-0973(08)76374-8.

2. Secades-Villa R, Fernández-Hermida JR. Tratamientos psicológicos eficaces para la drogadicción: nicotina, alcohol, cocaína y heroína. Psicothema, 13 (2001), pp. 365-80.

3. Saitz R. Medications for Alcohol Use Disorder and Predicting Severe Withdrawal. JAMA. 2018 Aug 28;320(8):766-768. doi: 10.1001/jama.2018.10061. PMID: 30167678.

4. Kampman KM. The treatment of cocaine use disorder. Sci Adv. 2019 Oct 16;5(10):eaax1532. doi: 10.1126/sciadv.aax1532. PMID: 31663022; PMCID: PMC6795516.

5. Prince V, Bowling KC. Topiramate in the treatment of cocaine use disorder. Am J Health Syst Pharm. 2018 Jan 1;75(1):e13-e22. doi: 10.2146/ajhp160542. PMID: 29273608.

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

1 + 12 =

De lunes a  jueves: 10:00 - 13:30 / 16:30 - 21:00
viernes de 10:00 - 17:30