“Porro” es el nombre más extendido para el consumo de marihuana o hachís en cigarrillos enrrollados. Además del consumo fumado, que es el más habitual, también existe consumo de marihuana y hachís en alimentos como bizcochos, galletas o té. En este artículo te explicamos porqué son adictivos y cómo puedes dejar los porros.

Tanto la marihuana como el hachís se extraen del cáñamo (planta Cannabis Sativa), y el principio activo común es el THC (tetrahidrocannabinol). El THC es uno de los cannabinoides por los que está compuesto el cannabis (marihuana y hachís), pero existen otros cannabinoides como el CDB, CBN, CBC, entre otros, así como otros muchos elementos químicos diferentes a los cannabinoides.

Sin embargo, el THC es el elemento de la sustancia con mayor poder adictivo y que en mayor medida genera dificultades como problemas de memoria, concentración, alteración de la motivación, etc.


¿El cannabis genera adicción?

Sí. El cannabis, es una sustancia que genera dependencia debido a las diferentes sustancias químicas que lo componen, pero como se mencionaba previamente, especialmente por el THC. Y de ahí que dejar los porros sea difícil para muchos consumidores.

Los porros son considerados una droga “blanda”, incluso terapéutica a nivel social, sin embargo, nada más lejos de la realidad. El cannabis se adhiere a los receptores cerebrales como si se tratase de un receptor natural. Genera una alteración en el sistema de recompensa cerebral al igual que otras sustancias, así como ciertas consecuencias a corto y largo plazo en el individuo (pérdida de memoria, alteración de la concentración, síndrome amotivacional) y otras repercusiones de diferente índole: problemas en el entorno académico, síntomas de ansiedad, pérdida de actividades que antes realizaba, etc.

Es una droga muy peligrosa y dañina que, lamentablemente, es considerada “droga blanda” relativizando a menudo su consumo, y esto lleva a que los jóvenes sean unos de los públicos más fieles de esta sustancia.

El consumo de cannabis es perjudicial en cualquier edad, sin embargo, en gente joven se acentúa porque da pie a consumos de otras sustancias posteriormente, y debido al síndrome amotivacional que genera el consumo, dificulta que los jóvenes desarrollen sus potencialidades, fomentando el abandono de sus intereses y obligaciones.

Los efectos del THC, en un cerebro en desarrollo afecta a su correcta evolución y funcionamiento, incluso en algunos casos dando lugar a la presencia de episodios psicóticos o aparición de esquizofrenia en personas jóvenes por el consumo.


¿Cómo dejar los porros?

El consumo de marihuana o hachís genera dependencia psicológica, lo cual quiere decir, que se generan una serie de asociaciones a nivel cerebral que hace que tras la desintoxicación de la sustancia la persona experimente deseos de consumo y pueda incluso consumir ante ellos. El individuo adquiere un hábito de consumo ante determinada situación, por ejemplo, para evadirse de los conflictos, de las emociones negativas, etc. Ante esto, una persona que consume cannabis debe tomar en cuenta los siguientes criterios:

1. No minimizar nunca el consumo de porros, no se trata de una “droga blanda”.

2. Analiza tu nivel de consumo:

Consumo esporádico de porros

Si se trata de un consumo esporádico lo recomendable es que no continúes haciéndolo por dos motivos; primeramente, porque estás dañando tu cerebro y segundo, porque no sabes la vulnerabilidad que presentas para desarrollar una adicción o incluso si eres joven, un episodio psicótico. Por ello, los mejor es que te prevengas y no te arriesgues.

Lo recomendable es que pidas ayuda a un familiar o un amigo para dejar los porros. Además de ello, te ayudará:

• Tomar la decisión de dejar de consumir y no comprar más.
• No ponerte en riego frecuentando lugares o gente que consume cannabis.

Consumo habitual

Si tu consumo es habitual, lo recomendable es que valores la posibilidad de que hayas desarrollado una dependencia o incluso, dependiendo del tiempo de consumo y de diferentes variables una adicción.

En cualquiera de las dos opciones anteriores es altamente probable que no puedas dejas los porros por ti mismo, por lo que lo más recomendable es que busques un centro especializado en tratamiento de adicciones y que te pongas en manos de profesionales.


En el Centro Acción podemos ayudarte

Nuestro centro cuenta con un equipo multidisciplinar de profesionales expertos en el tratamiento de todo tipo de adicciones, independientemente del estadio en el que se encuentre el consumo. Siempre ofrecemos tratamientos personalizados teniendo en cuenta las necesidades y el tipo de consumo de cada paciente.

Acompañamos a nuestros pacientes, no sólo damos consejos sobre cómo dejar los porros, y les guiamos a lo largo del tratamiento, hasta que estén preparados para manejarse ante las diferentes situaciones que la vida les presente de forma terapéutica y sin consumo.

Nuestra primera cita se orienta a la evaluación de tu caso concreto e informarte sobre el tipo de tratamiento que requieres, siempre sin ningún coste ni compromiso.

Si lo deseas, puedes ayudar a otras personas a dejar los porros compartiendo este artículo.

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

11 + 2 =

91 057 72 02 / 683 767 899

info@centroaccion.es

Calle Salustiano Olózaga, 14, 1º Izquierda, 28001, Madrid

De lunes a viernes: 10:00 - 14:00 y 16:30 - 21:30