Consejos sobre cómo hablar con un hijo que consume alcohol, ya sea adolescente o adulto, para ayudarle a superar su problema de una forma más efectiva.

El consumo de alcohol es una conducta extendida socialmente, que además tiene connotaciones positivas pues se asocia a eventos con gente querida, en los que la gente se divierte. Sin embargo, como se ha mencionado en numerosos artículos, el alcohol es una sustancia que genera dependencia, y que no es inocua ni para el organismo ni para el cerebro, pues tiene un impacto.

Ahora bien, cuando este tema se plantea socialmente salta la pregunta de: ¿entonces todo el mundo que bebe es adicto, dependiente o tiene un problema con el alcohol? La respuesta es NO.

Cuando el consumo de alcohol se puede comenzar a considerar problemático es cuando la persona genera un hábito (y esto no tiene que ver con la frecuencia, es decir, una persona puede tener problemas con el alcohol y consumir cada mes) y a pesar de las consecuencias negativas que le genera el consumo no para de beber. Además de esto, hay otras muchas variables como que el alcohol se utilice para cambiar el estado de ánimo o como medio de evitación o evasión emocional, entre otras.

En base a esto, volviendo a la pregunta planteada al inicio: ¿Cómo hablar con un hijo que consume alcohol?, hay que tener en cuenta la edad a la que estoy considerando que mi hijo consume alcohol y resulta problemático.

¿Cómo hablar con un hijo adolescente sobre el consumo de alcohol?

Si se trata de un adolescente, puede que comiences a observar como padre que tu hijo presenta signos de intoxicación por alcohol al volver a casa de manera frecuente, o existen comportamientos que evidencian que el consumo de alcohol puede estar perjudicando su vida (descenso del rendimiento académico, abandono de actividades de ocio saludables, etc.).

Teniendo en cuenta que se trata de un rango de edad difícil tanto por las conductas propias de esta etapa (rebeldía, mayores niveles de impulsividad, desafío a la autoridad y a las normas, etc.) como porque es un periodo muy importante para el desarrollo mental, psicológico, emocional y de personalidad del joven, resultará importante que como padre / madre actúes para evitar que la situación vaya a más o empeore.

Durante la adolescencia la relación paterno / materno / filial es diferente a la que se tenía durante la niñez, puede verse empañada por los comportamientos propios del adecentes y por las dificultades de los padres para abordar este cambio. Retomando la pregunta que nos atañe, ¿cómo hablar con un hijo que consume alcohol?, a continuación se van a exponer una serie de tips para facilitar la comunicación con un hijo adolescente que consume alcohol:

• La comunicación no debe basarse únicamente ejercer control y reñir, sino que tiene que ser bidireccional, es decir, los padres también tienen qué conocer qué piensan sus hijos sobre el tema que se está hablando, evitando juzgar.

• La comunicación debe ser asertiva, es decir, evitando un tono agresivo o pasivo.

• Los padres son un modelo de referencia muy importante para los hijos, por ello, si queremos que nuestro hijo realice actividades de ocio saludables y evitar conductas perjudiciales para la salud como beber alcohol, las figuras parentales deben ser un modelo de este estilo de vida.

• Cuando se hable del consumo de alcohol, además de lo anteriormente expuesto, resulta relevante evitar realizar críticas de modo global, sino que se debe señalar la conducta concretamente (“consumo de alcohol”).

• Del mismo modo, se debe reforzar al menor las conductas que realiza adecuadamente.

Establecer límites por parte de los padres, es decir, una norma que de no ser cumplida tendrá una consecuencia.

Fomentar actividades de ocio y tiempo libre saludables en familia así como promover dichas actividades desde el núcleo familiar para que las realice por su cuenta (aportar opciones para que las desarrolle).

En el caso de los adolescentes, cuando los padres perciben que puede comenzar a haber un problema con el consumo de alcohol, el objetivo es prevenir un problema mayor en la edad adulta y evitar daños a nivel cognitivo, emocional o de personalidad en el adolescente, y, sin duda el desarrollo de una dependencia o adicción a medio / largo plazo.

Sin embargo, cuando la pregunta de ¿Cómo hablar con un hijo que consume alcohol?, se la hacen unos padres con un hijo adulto, la respuesta toma otro cariz

¿Cómo hablar con un hijo adulto sobre el consumo problemático de alcohol?

Cuando un adulto evidencia problemas con el consumo de alcohol, probablemente se empiecen a observar consecuencias negativas en el entorno debido a ello. El alcohol es una sustancia depresora del Sistema Nervios Central, además su consumo altera el Sistema de recompensa del Cerebro, ya que se trata de una sustancia con poder adictivo, cuyo consumo habitual puede generar dependencia.

Asimismo, si la persona cuenta con ciertos factores como la predisposición genética para desarrollar la adicción, dificultades en el manejo de la frustración o la canalización de las emociones, factores de personalidad, el entorno, etc. puede desarrollar una adicción.

La adicción es una enfermedad crónica y primaria, basada en la pérdida de control, es decir la persona no puede dejar de consumir a pesar de las consecuencias negativas. Además, la persona que presenta una adicción presenta negación como uno de sus síntomas, por lo que resulta más difícil que sea consciente de los daños que esto genera.

La persona que presenta una adicción tiene una distorsión en su forma de pensar, se autoengaña, minimiza y justifica el consumo, formando parte todo ello de la propia enfermedad.

Por ello, si tienes un hijo que presenta una adicción o que ha perdido el control con el consumo de alcohol, las amenazas, los chantajes, intentar convencerle, hablar con él, hacerle entender, enfadarte, etc. no tendrá mucho efecto debido a la negación de la enfermedad.

Para que una persona adicta al alcohol deje de consumir tiene que experimentar las consecuencias del consumo. Por ello, a continuación marcamos algunos aspectos importantes en este caso:

No debes asumir responsabilidades que le correspondan, ya que de hacerlo evitarás que viva las consecuencias del consumo.

Establece límites claros con tu hijo. Los límites son normas que una persona establece en un entorno de convivencia, con respecto a si misma a nivel emocional, con respecto a sus necesidades, etc. con el objetivo de dejar claro al otro dónde está la línea y qué ocurre si la pasa (consecuencia).

Evitar cualquier tipo de conversación encaminada a convencer a la persona que presenta adicción al alcohol que tiene un problema.

Si necesitas ampliar información sobre ¿Cómo hablar con un hijo que consume alcohol?, no dudes en ponerte en contacto con Centro Acción, nuestro equipo de profesionales te asesorará en una primera consulta gratuita sobre cómo abordar esta situación de una manera más específica y centrándonos en tus necesidades concretas.

¿Cómo hablar con un hijo adulto sobre el consumo problemático de alcohol?

¿Por qué iniciar un tratamiento de adicción al alcohol en Centro Acción?

La adicción es una enfermedad primaria y biopsicosocial, que afecta al individuo en diferentes áreas de su vida: físico, mental, emocional, espiritual y social, por lo que requiere de un equipo de profesionales que trabajen de manera integral con el objetivo de tratar todos los aspectos de la persona que están deteriorados por la enfermedad.

Cuando busques un centro para tratar el problema de alcoholismo de tu hijo, comprueba si cuenta con un equipo multidisciplinar, es decir que tenga psicólogos, médicos, psiquíatras y terapeutas; y que este equipo esté disponible a lo largo de toda la jornada laboral. No es lo mismo un psicólogo o un terapeuta “especialista” en adicciones que un centro de tratamiento y desintoxicación de adicciones, estos últimos necesitan unas licencias especiales otorgadas y visadas por la Consejería de Sanidad.

En Centro Acción tienes a tu disposición a un equipo de 7 personas entre médicos, psicólogos y terapeutas a tus disposición a lo largo de todo el día de lunes a viernes, incluso los fines de semana tenemos un teléfono para urgencias.

Centro Acción cuenta con un equipo de profesionales especializados en el tratamiento de adicciones conformado por psicólogos, terapeutas, y psiquiatra especializado. Realizamos analíticas para verificar la abstinencia de nuestros pacientes.

En caso de ser necesario, bajo evaluación de nuestros profesionales, nuestro centro cuenta con entorno de ingreso para desintoxicaciones complicadas. Nuestro tratamiento incluye terapias de orientación cognitivo – conductual, humanista, mindfulness, equinoterapia, entre otras.

Aportando una visión holística que es tan necesaria para la recuperación de la adicción.

En líneas generales, los objetivos que buscamos a través del tratamiento son:

• Eliminar el consumo de alcohol.

• Progresiva y gradual normalización de la vida del paciente.

• Aprendizaje de prevención de las situaciones que pueden representar un riesgo de recaída.

Te invitamos a compartir este artículo para que otros padres conozcan cómo hablar con un hijo que presenta un consumo de alcohol problemático de una manera más efectiva para comenzar a poner solución a esa situación.

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

15 + 9 =

91 057 72 02 / 683 767 899

info@centroaccion.es

Calle Salustiano Olózaga, 14, 1º Izquierda, 28001, Madrid

De lunes a viernes: 10:00 - 14:00 y 16:30 - 21:30