En este artículo analizaremos las posibles consecuencias negativas y cómo afecta el alcohol a las relaciones sexuales, tanto de hombres como de mujeres. De una manera más específica, cómo el consumo de alcohol afecta a la erección.

El consumo de alcohol está muy relacionado con diferentes eventos, celebraciones, fiestas, es decir, es una sustancia altamente normalizada a nivel social. Sin embargo, el alcohol es una sustancia que altera el comportamiento, el pensamiento, las emociones, es una sustancia depresora que afecta al cerebro.

Además, como se ha explicado en varios post previos, el consumo de alcohol genera diferentes consecuencias negativas para la salud de las personas, entre ellas el consumo de alcohol afecta a la erección.

A pesar de ello, hoy en día se mantienen numerosos mitos relacionados con los efectos positivos que genera el consumo de alcohol. Uno de ellos está relacionado con la influencia que tiene el consumo de alcohol sobre la respuesta sexual, ya que dado que el alcohol es una sustancia que desinhibe muchas veces se asocia con relaciones sexuales de mayor calidad, aunque ocurre todo lo contrario.

Cuando una persona ha ingerido cierta cantidad de alcohol, se produce cierta desinhibición dando lugar a conductas que no se harían, por tanto, al contrario de lo que socialmente se piensa, el alcohol puede traer graves problemas a la hora de mantener relaciones sexuales.

Asimismo, genera graves consecuencias a nivel físico, dificultando la respuesta sexual. El consumo de alcohol afecta a la erección, genera problemas en el deseo sexual, retraso en el orgasmo tanto masculino como femenino o incapacidad de llegar a él, realización de conductas peligrosas o, incluso, disfunción eréctil de una manera más crónica.


¿Cómo afecta el alcohol a las relaciones sexuales?

Como ya se ha mencionado, a pesar de la creencia de que el alcohol tiene efectos positivos en las relaciones sexuales, éste tiene un efecto contrario. El alcohol produce efectos a nivel físico que influyen en la erección de una manera negativa, en el caso del hombre, y en la lubricación, en el caso de la mujer.

El consumo excesivo de alcohol disminuye la lubricación vaginal debido a la deshidratación que produce. Dicha falta de lubricación provoca falta de deseo, dificultades en la penetración, dolor y retraso o inexistencia del orgasmo femenino.


Entiende cómo el consumo de alcohol afecta a la erección

La respuesta sexual es provocada por un determinado estímulo sexual, el Sistema Nervioso percibe este estímulo y manda la señal al sistema circulatorio, responsable de reaccionar ante dicho estímulo.

Cuando se ha consumido alcohol, especialmente cuando la ingesta ha sido intensa, se deteriora la capacidad para responder ante estímulos de carácter sexual. Esto se debe a que se produce una afectación en el correcto funcionamiento del Sistema Nervioso, generando un retraso en la erección o incluso el orgasmo, tanto en hombres como en mujeres.

Por lo tanto, el consumo de alcohol afecta en la erección a través de una respuesta deficiente que se puede dar tanto en bebedores ocasionales como en bebedores habituales, con la diferencia de que los segundos pueden llegar a acarrear consecuencias más graves e irreversibles. El consumo de alcohol puede provocar problemas cardíacos y para mantener una buena respuesta sexual, tiene que funcionar bien el sistema circulatorio.

En el caso de la erección, el pene tendrá una menor respuesta a los estímulos sexuales, debido a la deficiencia en el funcionamiento del sistema nervioso, y a su vez dificulta el mantenimiento de la erección. Por todo ello, el consumo de alcohol afecta a la erección.

El sistema Nervioso no tendrá una adecuada capacidad para dar respuesta a los estímulos sexuales que llevan a la excitación, afectando al sistema circulatorio y por ende, a la respuesta de erección del pene. Todo ello lleva a una incapacidad de completar la respuesta de erección o, en el mejor de los casos, supondrá un mayor esfuerzo poder llegar a esa respuesta. Además, la persona tendrá mayor dificultad para alcanzar el orgasmo.


Consecuencias a nivel psicológico del consumo de alcohol asociado a las relaciones sexuales

Además de las consecuencias producidas por el alcohol a nivel físico, también pueden generarse daños a nivel psicológico, en lo que a las relaciones sexuales se refiere.

Como se ha expuesto a lo largo del presente artículo, el consumo de alcohol afecta a la erección de una manera negativa, provoca dificultades para alcanzar el orgasmo, etc. Si esto se repite en varias ocasiones puede generar estados de ansiedad, miedo, preocupaciones, etc. Estos síntomas ocasionados por los problemas para mantener relaciones sexuales satisfactorias pueden incrementar a su vez dichas dificultades, entrando en un bucle en el que si el alcohol fue la causa inicial, puede pasar a adoptar un papel secundario.

Lo que ocurre es que se genera una asociación negativa entre el acto sexual y la respuesta deficiente, pudiendo producir incapacidad para mantener relaciones sexuales. Es decir, los problemas en la erección o problemas de disfunción eréctil ya no vendrán motivados por el consumo excesivo de alcohol, sino por la respuesta de ansiedad de la persona, que habrá asociado determinadas situaciones desagradables con los problemas sexuales que está experimentando.

Consecuencias del consumo de alcohol asociado a las relaciones sexuales


Consecuencias negativas de mantener relaciones sexuales bajo el consumo excesivo de alcohol

Al hilo de lo anterior es importante destacar que el alcohol, como ya se ha visto, tiene un efecto desinhibitorio, pudiendo ocasionar graves consecuencias.

Este consumo excesivo de alcohol puede hacer que llevemos a cabo conductas sexuales que, sin ese consumo, no realizaríamos. Este tipo de conductas suelen ser actividades de riesgo como, por ejemplo, mantener relaciones sexuales sin protección corriendo el riesgo de contagio de enfermedades de transmisión sexual, realizar conductas que no nos lleven al placer pudiendo ser agresivas o que puedan llevar a causar accidentes, entre otras.

Por todo lo expuesto, desde Centro Acción recomendamos la retirada del consumo de alcohol, especialmente si se desean mantener unas relaciones sexuales sanas y placenteras. Es decir, para evitar que el excesivo consumo de alcohol afecta a la erección y en las relaciones sexuales en general.


Tratamiento del alcoholismo en Madrid

En el caso de que consideres que puedes tener un problema con el consumo de alcohol, no dudes en ponerte en manos de profesionales. En nuestro centro contamos con especialistas en el tratamiento de la adicción al alcohol.

Te invitamos a compartir este artículo para que otras personas conozcan cómo el consumo de alcohol afecta a la erección y así animarles a no abusar de esta sustancia o dejar de hacerlo.

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

4 + 4 =

91 057 72 02 / 683 767 899

info@centroaccion.es

Calle Salustiano Olózaga, 14, 1º Izquierda, 28001, Madrid

De lunes a viernes: 10:00 - 14:00 y 16:30 - 21:30