Los problemas de adicción en los famosos permiten ver con claridad cómo las drogas pueden llegar a destruir una vida, y ayudan a entender mejor cómo cientos de personas anónimas de toda condición se ven envueltas en situaciones que en esencia son parecidas.

La adicción es una enfermedad que no entiende de sexo, estatus social o condición. El consumo de sustancias o la realización de conductas adictivas, en muchas ocasiones se asocia con estatus socioeconómicos bajos o familias desestructuradas, pero en otras ocasiones también se rumorea que el consumo de sustancias se da en gente famosa o en gente de dinero.

En cualquier caso, la adicción como cualquier otra enfermedad aparece en cualquier persona ya sea juez, albañil, piloto, político, CEO en una gran empresa, camarero; hombre, mujer, heterosexual, homosexual, anónimo o famoso. Aquel que nazca con la predisposición genética y desarrolle la enfermedad de la adicción tendrá las mismas dificultades y unas consecuencias muy similares, independientemente de quién y cómo sea. https://www.lifeder.com/famosos-drogadictos/


¿De qué depende tener una adicción?

La adicción es una enfermedad primaria y de carácter crónico que afecta al funcionamiento y la estructura del cerebro. Para que una persona desarrolle una adicción se tienen que dar una serie de factores entre los que destacan una predisposición genética del individuo, aspectos de la personalidad del individuo, factores de carácter emocional, el entorno de la persona, que se dé la oportunidad, etc.

Ninguno de estos factores es determinante, pero unidos entre sí pueden generar el desarrollo de la enfermedad, y esto es independiente del nivel socioeconómico y sociocultural de la persona. De manera que no debe extrañar que la adicción en los famosos también tenga lugar.

En lo que se refiere a la parte del cerebro, una persona adicta presenta una alteración en el sistema dopaminérgico del cerebro (sistema de recompensa cerebral). A través de la liberación de dopamina (neurotransmisor) sentimos bienestar y disfrute por actividades de nuestro día a día (comer, sexo, actividades de ocio que nos gustan) impulsándonos a repetirlas.

Tal y como explica el NIDA (National Institute on Drug Abuse), cuando se consumen drogas se libera una gran cantidad de dopamina de forma “artificial” y, como consecuencia, una intensa sensación de placer, motivando por ello a repetir el consumo para volver a sentirlo. Las dificultades comienzan cuando, al consumir drogas de manera continuada, el cerebro se habitúa a recibir la dopamina de forma “artificial” por lo que se ve mermada la liberación natural de dopamina con actividades satisfactorias de la vida cotidiana.

Como consecuencia de esto, la persona que consume sustancias tenderá a ver reducido el placer que antes sentía con determinadas cosas (comida, estar con la familia, etc.), siendo el consumo la única fuente de bienestar en ese momento. Además, con el consumo reiterado de drogas, el cerebro irá generando tolerancia y, por este motivo, el consumidor necesitará aumentar su dosis de forma paulatina tratando de buscar el placer que sentía inicialmente.


Adicción en los famosos: ¿por qué se produce?

La adicción es una enfermedad crónica que funciona como otras tantas enfermedades crónicas, sin embargo, socialmente se considera que la adicción implica cierta voluntad por parte de la persona que la padece. Como ya se ha expuesto esto no solo no es cierto, sino que afecta a cualquier persona, sin importar su puesto de trabajo, su nivel adquisitivo, la familia de origen, etc.

Facilidad de acceso a las drogas

A pesar de ello, como se refería previamente, la oportunidad y el entorno son factores que incrementan la probabilidad de desarrollo de la enfermedad y en el caso de las personas con dinero, a mayor capacidad adquisitiva, mayor facilidad para acceder a las drogas / realización de conductas adictivas.

En nuestro país, y a nivel mundial, no son pocos los ejemplos de gente triunfadora y/o famosa que ve su vida truncada a causa de su adicción a las drogas.

Según diversas fuentes; prensa, programas televisivos, noticias, etc. los famosos aseguran que les ofrecen sustancias psicoactivas de forma bastante habitual, por lo que la oportunidad aparece de manera asidua, y en caso de tener una predisposición genética y algunos de los factores mencionados anteriormente, podrían desarrollar una adicción.

Presión laboral, dificultad para asimilar el éxito, formar parte del grupo

Casos como el de modelos que utilizan el consumo de cocaína para no tener apetito y mantener su figura delgada para que las grandes firmas cuenten con ellas, son un ejemplo de consumo de sustancias en este contexto.

Aunque también pueden existir otros elementos que explican la adicción en los famosos. Artistas, o personas con altos cargos recurren a las drogas para afrontar jornadas duras de trabajo, para para asimilar o sobrellevar el éxito, para conseguir o mantener una figura determinada, para ser parte de un grupo que se diferencia del resto por su poder adquisitivo o estatus social, etc., es decir para cuestiones de diversa índole.

Sin embargo, en todas estas justificaciones se pierde de vista el daño que las drogas generan en el organismo y en la mente, sin valorar la posibilidad de desarrollar una dependencia o una adicción.


Adicción en los famosos, o cómo la droga ha impactado en decenas de carreras

Muchas personas famosas han deteriorado sus carreras profesionales por el consumo de sustancias. Otros muchos han realizado tratamientos, ingresando en clínicas de desintoxicación durante varias semanas o algunos meses.

Sin embargo, muchas veces no es suficiente con algún mes de internamiento, ya que la adicción es una enfermedad que tiene cura y se puede detener, pero requiere de un tratamiento especializado y su duración no suele ser corta. Aquellas personas que son adictas muy difícilmente tendrán suficiente con un internamiento esporádico y, por este motivo, se escuchan casos que vuelven a internar porque han retomado el consumo de drogas.

El consumo de sustancias también ha acabado con la vida de diversas personalidades conocidas como Whitney Houston a sus 48 años, Prince a sus 57 años, Philip Seymour Hoffman a sus 46 años, o Heath Ledger a sus 28 años.

Estos son algunos ejemplos de los muchos que existen, pues finalmente como se ha mencionado varias veces la enfermedad de la adicción afecta a todas las personas por igual, independientemente de su posición económica, laboral o cultural, ninguna de estas variables son relevantes ante una adicción.


La adicción se puede detener

La adicción es una enfermedad crónica que no se puede curar, pero si detener. En Centro Acción contamos con un equipo de profesionales especializados en el tratamiento de adicciones, quienes trabajan de manera integral para el progreso de los pacientes.

Nuestro tratamiento está orientado no sólo a que abandones definitivamente el consumo de sustancias o cese la realización de una conducta adictiva, sino que nuestro tratamiento busca el bienestar en tu vida cotidiana, sin la necesidad de consumir o de realizar una conducta adictiva.

La adicción en los famosos ha arruinado muchas vidas, al igual que ha ocurrido y ocurre con muchas personas anónimas. Te invitamos a compartir este artículo, para que si le llega a alguna persona adicta o familiar, tome conciencia del problema y de las opciones de tratamiento, para abordarlo y volver a disfrutar de la vida.

Contacto | Citas