De un tiempo a esta parte, o quizás desde siempre, algunas personas han visto influenciadas determinadas áreas de sus vidas por personajes de películas y/o series televisivas e incluso por la trama o el argumento de las mismas. Muchos hemos sentido cierto “respeto” al apagar la luz del cuarto por la noche o de quedarnos solos en casa después de ver una película de miedo, otros tantos seguramente han dedicado algunos momentos de su día a elaborar un plan de escape o en buscar un lugar donde refugiarse mientras siguen una serie en la que hay una invasión zombi. El cine, la televisión y sus personajes de ficción han afectado de alguna manera u otra a casi todo el mundo en algún momento de nuestra vida.

El cine y la televisión han ido evolucionando con los años y cuando hace algunos años era difícil encontrar imágenes “subidas de tono”, hoy en día ya no nos sorprende encontrar desnudos y relaciones sexuales explícitas y sobre todo consumo de drogas y/o vidas de narcotraficantes “idealizados” como casi héroes en muchas películas y series de TV. Narcotraficantes “buenos” que viven una vida de lujo y que transmiten en muchos casos que la droga no es buena, pero se puede hacer uno millonario si sólo se “vende” y no se “consume”. Y eso lo ven jóvenes y adolescentes que están formando sus valores y sus planes de futuro.

Por lo general, un argumento relacionado con el consumo de drogas/conductas adictivas (compradores compulsivos y/o adictos al sexo en plan comedia) será difícil que tenga influencia en el comportamiento de una persona que no consume drogas ni realiza conductas adictivas y que, además, tiene una conducta y un criterio poco o nada influenciable, pero existe la posibilidad de que, en otro tipo de personas, las series o películas que “venden de forma atractiva” el consumo de drogas puedan influir este tipo de argumentos. Vamos a diferenciarlas en tres grandes grupos.

sexo

Personas que no consumen pero que su comportamiento se puede ver alterado por el comportamiento de otros

Estas personas suelen tener una baja autoestima además de poca confianza en sí mismos. Normalmente son personas a las que nos les gusta destacar y, principalmente, evitan ir en contra del criterio de la mayoría o de los líderes (en la mayoría de los casos por miedo a que el foco se ponga en ellos y tengan que defender su criterio). Si este grupo ve las series o películas con consumo de drogas y después, por circunstancias de la vida, en su círculo de amistades aparece el consumo de drogas (cocaínaalcoholheroínaporros, etc.); cabe la posibilidad de que su dificultad para decir NO se vea reforzada por los argumentos de este tipo de series o películas.

Es decir, por un lado podrá tener a la gente en la cual se apoya para sentirse “parte de algo”, la gente a través de la cual obtiene confianza, refuerza su amor propio (ya que por si mismo no son capaces de valorarse) y por el otro, tiene en la memoria imágenes de las series o películas con consumo de drogas, vidas de narcos llenas de lujos, personajes carismáticos etc., en las cuáles el consumo está a la orden del día y, en no pocas ocasiones y durante gran parte de la trama, refleja a personas de éxito y triunfadoras.

Ante las posibles dudas que le surjan de dejarse llevar y consumir drogas o no hacerlo, una de las cosas que le podrán acercar a hacerlo será el haber visto como una persona de éxito (como el protagonista de “El lobo de Wall Street”) consume drogas y el resultado no es tan malo o, al menos, ellos no lo vivirán así. En la citada película, se narran las vivencias de un bróker que hizo una gran fortuna estafando a muchas personas. En un alarde de poder y desenfreno, el protagonista encarnado por Leonardo DiCaprio entra en una espiral de consumo de cocaínaalcohol y sexo. Este consumo de cocaína, como en otras tantas ocasiones, va ligado a una sensación de poder muy grande, de estar por encima de los demás y una gran sensación de seguridad en uno mismo.

Cuando se perciban los mínimos síntomas o sensaciones a este respecto, sobre todo con adolescente y jóvenes, es importante ponerse en contacto con un Centro Especializado en Tratamiento de Adicciones o una Clínica de Desintoxicación como Centro Acción donde buscar asesoramiento al respecto.

En Centro Acción abordamos la enfermedad desde todas sus áreas mediante nuestro equipo de profesionales fijos en plantilla. Se trata cada caso de forma individual teniendo en cuenta las necesidades específicas de cada uno. Somos especialistas en todas las adicciones, con y sin sustancia, disponiendo de Tratamientos Especializados en consumo de Cocaína, de Heroína, de Juego, de Comida, de SexoTratamiento Especializado de AlcoholTratamientos de Ludopatía, etc.

pablo escobar

Personas que ya consumen o han probado alguna droga

Tienden a ver en los consumos de alcohol, cocaína, porros, juego online, apuestas etc. de las series o películas algo gracioso, lúdico y divertido. No suelen ser capaces de ver la cruda realidad del consumo de drogas, no perciben la dramática evolución a la que se exponen y como esta conducta afecta al entorno del consumidor.

No reparan en la desesperación y el sufrimiento de sus seres queridos al ver como el que consume se está arruinando la vida y, si lo ven, se lo “colocan” para que al identificarse no les duela tanto (minimizan su consumo personal, lo justifican o hacen responsables a terceros, quitándose así su propia responsabilidad o lo que es lo mismo “consumo porque mi jefe es un borde, si no fuera tan borde, no consumiría”). Del mismo modo, cuando en el argumento de las series o películas se plasma el desolador final del protagonista, ellos “se alejan” de esa realidad con el pensamiento de que a ellos no les pasará lo mismo o si el final es que el protagonista deje el consumo y recupere su vida, es habitual que no reparen en ello, centrándose únicamente en el consumo de drogas y conectando con sus propias experiencias y sensaciones “positivas” cuando consumen o, del mismo modo, a veces ese final feliz les ayuda a quitar importancia a sus propios consumos.

En este sentido tenemos el ejemplo de la serie EUPHORIA donde se narra, desde un supuesto punto de vista actual y de forma explícita, el consumo de drogas, de redes sociales y de sexo de un grupo de jóvenes que están a las puertas de empezar la universidad. Consideramos que puede ser un riesgo y puede minimizar las consecuencias reales del consumo de drogas, en jóvenes, ya que, en los primeros capítulos, el consumo de sustancias como el MDMA, la cocaína, el alcohol, los porros, o el sexo es grabado y luego compartido en las redes sociales de forma muy real y sin apenas mostrar las consecuencias negativas de esos consumos.

Igual que en el grupo de personas anteriormente descrito, en este caso es importante que el interesado o al alguien de su entorno se ponga en contacto con un Centro Especializado en Adicciones para dejarse guiar por profesionales especializados que podamos darle las pautas necesarias, poner las medidas pertinentes y guiarle hacia su entrada en recuperación.

Da igual si las dificultades se tienen con el juego, con la heroína, con la cocaína, con el trabajo, el alcohol, los porros, etc. Un equipo multidisciplinar asesorará a quien corresponda y elaborará un plan de actuación personalizado que le lleve a empezar una nueva vida alejada del consumo.

drogas

Personas que consumen drogas pero están sometiéndose a un tratamiento para dejarlo

Una persona que padece la enfermedad de la adicción y que en su momento acudió a un Centro Especializado en Adicciones en búsqueda de ayuda, consiguiendo detener los consumo y obteniendo información acerca de su enfermedad y de cómo ésta no le aporta nada y si le quita, y le puede quitar muchísimo por no decir todo, por lo general verá una de las series o películas con consumo de drogas de una forma completamente diferente. A veces es mayor la diferencia cuando la habían visto estando en consumo activo y ahora la ven estando en recuperación. Donde antes probablemente sólo veían diversión, alegría y ninguna consecuencia notable; ahora será difícil que vean otra cosa que no sea el sufrimiento, la temeridad, las consecuencias negativas, la desesperación y un sinfín de consecuencias negativas. Ahora habrán tomado conciencia de enfermedad y habrán obtenido información que les ayudará a alejarse del consumo de cocaínaheroínaalcoholsexojuego, etc. idílico e irreal, conectando con la cruda realidad del consumo de drogas y/o de conductas adictivas. Incluso, en ocasiones, tienen muchas dificultades para ver las series o películas de este tipo porque les genera un gran rechazo.

En Centro Acción, nuestro Centro Especializado en Adicciones en Madrid, les facilitamos el camino ofreciendo una primera consulta sin compromiso en la que un psicólogo especializado hará una evaluación de su caso, en base a la cual se le elaborará un tratamiento personalizado.

En Centro Acción contamos con más de 20 años de experiencia demostrable en el tratamiento de adicciones que avalan nuestros servicios y desde ahí, sabemos que es posible detener los consumos y recuperar una vida plena.

Solo necesita ponerse en contacto con nosotros y estaremos encantados de atenderle, sin ningún tipo de compromiso por su parte.

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

13 + 15 =

91 057 72 02 / 683 767 899

info@centroaccion.es

Calle Salustiano Olózaga, 14, 1º Izquierda, 28001, Madrid

De lunes a viernes: 10:00 - 14:00 y 16:30 - 21:30