El origen de la palabra alcohol viene de los árabes, cuyos alquimistas utilizaban el alambique para destilar el alcohol fabricando el aqua vitae, o agua de vida, que era aguardiente destilado y licores destilados; siendo las primeras referencias del siglo XII.

En los estudios antropológicos se pueden encontrar también referencias al consumo de alcohol hace miles de años, reflejando que el vino y la cerveza fermentada se consumían ya por aquel entonces.

Por los efectos que producía el consumo de las bebidas alcohólicas, así como por de donde provenía, rápido se asociaron a lo divino y a rituales de esta índole. Por citar algunos ejemplos:

• Los griegos seguían a Osiris (el dios equivalente a Baco en los romanos): dios liberador de penas, proporcionaba alegrías, frenesí, las bacanales, etc.

• En el cristianismo el vino es consumido en la eucaristía, simbolizando la sangre de Jesucristo

En la Edad Media se impulsó la producción de las bebidas alcohólicas y, a partir del siglo XV, empiezan a aparecer gremios de destilación, dando lugar a bebidas a bebidas actualmente disponibles en el mercado (whisky, coñac, etc.) y empezando entonces la comercialización. A partir del siglo XVIII el alcohol es consumido a nivel mundial.

El alcohol es una droga que puede traer consecuencias muy negativas a las personas que lo consumen, a pesar de lo cual y para perjuicio de muchos, es una droga que está socialmente aceptada.

Cuando decimos que para perjuicio de muchos nos referimos a las personas que tienen problemas con el consumo de alcohol en el sentido de que pueden estar abusando del mismo, trayéndoles esto diferentes dificultades tanto a nivel físico, afectando a su salud, como a nivel social, laboral, etc.

¿Cómo daña el consumo de alcohol?

El perjuicio de que el alcohol esté socialmente aceptado no es uno solo sino varios, de los cuales señalaremos algunos a continuación:

• La persona que tiene problemas para controlar o disminuir su consumo de alcohol, verá como “todo el mundo” lo hace, es decir, su consumo está muy extendido. Esto le llevará a poder quitar importancia a sus consumos ya que es algo normal en el día a día de la sociedad.

• Por el mismo motivo anterior, podrá justificar sus consumos de alcohol, es decir, porque la mayoría de la gente lo hace.

• Es una droga de muy fácil acceso y su consumo, en principio, no llama la atención.

Hoy en día se sabe que el consumo de alcohol es perjudicial para la salud.

Existen diferentes riesgos asociados al consumo de alcohol, que van desde un riesgo bajo, a un riesgo muy elevado, en función de diferentes variables.

¿Qué tipos de consumo de alcohol pueden aparecer socialmente?

Tal y como hemos comentado en otros artículos, a grandes rasgos se pueden hacer cuatro grandes grupos en lo que a consumidores se refiere, en el caso que nos ocupa, bebedores de alcohol:

1 Beben alcohol de forma ocasional

Este grupo tendría asociado un riesgo bajo en lo que a las consecuencias negativas del consumo de alcohol se refiere.

2 Beben de forma habitual

Dentro de este grupo podemos diferenciar, dos subgrupos:

a) Consumen con más frecuencia que el grupo 1 pero de forma moderada. No hay que olvidar que el consumo habitual puede generar una tolerancia lo que, de forma inevitable en muchos casos, se traduce en un aumento de la cantidad consumida y, si no se pone remedio, podrá seguir aumentando.

Este grupo estaría dentro de los que tiene un riesgo moderado en cuanto a las consecuencias del consumo se refiere.

b) Consumen alcohol de forma habitual. Estos pueden pasar a ser dependientes del alcohol, es decir, han desarrollado una dependencia. En este punto las consecuencias negativas por el consumo de alcohol ya han hecho acto de presencia. Este grupo está dentro de los que tienen un riesgo elevado por las consecuencias, a todos los niveles, del consumo de alcohol.

3) Adictos a las bebidas alcohólicas

Un adicto es una persona que independientemente de la cantidad o la frecuencia del consumo de alcohol, pierde el control cuando comienza a consumir o cuando no quiere volver a hacerlo aparece una vez siguiente, siempre a pesar de las consecuencias negativas que genere cada consumo.

Para desarrollar una adicción es necesario contar con diferentes factores, entre ellos que la persona tenga una predisposición genética para desarrollar la adicción, factores emocionales, factores de la personalidad, factores del entorno, que se dé la oportunidad, etc.

Las personas que consumen alcohol en grandes cantidades de forma habitual, ante las consecuencias negativas que les acarreen estos consumos, podrán dejar de beber por si mismos si así se lo proponen pero, la persona que desarrolle la enfermedad de la adicción no podrá detener el consumo de alcohol por si mismo aún cuando las consecuencias negativas se presenten y necesitará la ayuda de profesionales en la materia para poder detener esos consumos.

Detección consumo alcohol

¿Cómo detectar alcohol en la orina?

Cuando el problema de consumo de alcohol se hace latente en un entorno familiar, laboral o social, muchas veces la negación del adicto hace que no se reconozca el problema y que se oculten los consumos de alcohol, por ello, una de las opciones que puede contemplar el entorno es realizar pruebas de orina.

En base a esto, puede surgir la duda de cómo detectar alcohol en la orina.

Cuando hablamos de la posibilidad de detectar el consumo de alcohol en la orina, hay varios factores que intervienen, al igual que la forma que afecta el alcohol a las personas depende también de varios factores.

En este último caso, cómo afecta el consumo de alcohol a una persona, habrá que tener en cuenta varios factores de los cuales vamos a señalar algunos:

• Complexión gruesa o delgada de la persona

• Tipo de alimentación

• Practica deporte de forma habitual o, por el contrario, lleva una vida sedentaria

• Tiempo que lleva consumiendo alcohol

• Frecuencia con la que consume alcohol

• Cantidad de alcohol que consume

Todos los factores señalados influyen también en la cantidad de tiempo que el organismo tarda en eliminar el alcohol por medio de la orina y están relacionados con

Sea como fuere, independientemente de lo anterior, respondiendo a la pregunta de cómo detectar alcohol en la orina el organismo tarda pocos días en eliminar el alcohol mediante la orina.

¿Cómo te puede ayudar Centro Acción en tu adicción al alcohol?

En Centro Acción contamos con un equipo de profesionales expertos en el tratamiento de todo tipo de adicciones, y por supuesto al alcohol.

Contamos con psicólogos, terapeutas, médico psiquiatra, etc. que trabajan conjuntamente por tu recuperación. Asimismo, también realizamos reactivos de orina para detectar el consumo de alcohol y confirmar la abstinencia, tan necesaria para el progreso del paciente.

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

5 + 1 =

91 057 72 02 / 683 767 899

info@centroaccion.es

Calle Salustiano Olózaga, 14, 1º Izquierda, 28001, Madrid

De lunes a viernes: 10:00 - 14:00 y 16:30 - 21:30