La adolescencia es un periodo complejo en la vida de un individuo, pues implica grandes cambios físicos, hormonales, psicológicos y emocionales. Además, durante esta etapa los menores suelen exhibir actitudes de rebeldía, mayor impulsividad, desafío a la autoridad y a las normas y probablemente cambios repentinos que hacen que dejes de ver a tu hijo como un niño, pero por su edad y respuestas tampoco lo veas como un adulto.

Uno de los temas que más preocupación suscita en los padres es que en esta edad se inicie un consumo de sustancias, y por ello se mantienen alerta y vigilantes ante las diferentes conductas que emiten sus hijos.

Sigue leyendo para saber cómo puedes prevenir la adicción a las drogas en adolescentes y ayudarte a identificar si ya está teniendo lugar la adicción.

 

¿Cómo saber si mi hijo adolescente consume drogas?

Las características propias de los adolescentes se pueden confundir muchas veces con el consumo de sustancias, pues existen actitudes y conductas similares, que lejos de tratarse de un consumo de drogas o la presencia de una adicción se trata meramente de un comportamiento acorde a la etapa adolescente.

Actitudes y comportamientos propias de la adolescencia:

• Durante la adolescencia muestran mayor interés por sus iguales, evidenciando una relación afectiva más fuerte hacia estos que hacia su familia.

• Se desvinculan de su familia a nivel emocional, reflejando una actitud más distante.

• Se muestran en desacuerdo con las normas y muchas veces quieren modificarlas.

• Tienen cambios emocionales intensos y repentinos. Es común observar actitudes negativas hacia personas del entorno o hacia si mismos.

• Se mantienen a veces pensativos o reflexivos.

• Comienzan a tomar sus propias decisiones, aunque la familia no esté de acuerdo.

• Manifiestan falta de motivación, incluso afectando a su evolución académica.

• Evitan asumir obligaciones y responsabilidades que les asignan terceras personas.

Actitudes y comportamientos propias del consumo de drogas:

• Dificultades en el entorno académico (absentismo escolar, bajo rendimiento)

• Abandono de las actividades que realizaba con frecuencia (aquellas que le gustaban de ocio y tiempo libre saludable)

• Descontrol en hábitos de alimentación, higiene o sueño

• Deja a sus amigos habituales y comienza a salir con nuevas amistades

• Descubres que te miente, que realiza actividades que no te había dicho o incluso ha robado

• Pereza, desgana (sustancias depresoras) o hiperactividad/euforia (sustancias estimulantes)

• Muestra irritabilidad o ataques de ira, nerviosismo o ansiedad

• Percibes olores en su ropa o en su habitación propios de alguna sustancia

Además, cuando llega de la calle o de estar con sus amigos, has notado señales como las siguientes (propias de la intoxicación por alguna droga):

• Dificultades para hablar adecuadamente (habla muy rápido o problemas para comprender lo que dice)

• Ojos enrojecidos, pupilas dilatadas o muy pequeñas

• Exhibe un comportamiento raro (marcha inestable, se tambalea, risas inapropiadas, etc.)

• Manifiesta mucho apetito, necesidad de comer (ejemplo: consumo de marihuana)

• Tiene una tos que no desaparece con el paso del tiempo


Cómo prevenir la adicción a las drogas en adolescentes

Cómo prevenir la adicción a las drogas en adolescentes

Mantener una comunicación adecuada con el adolescente

Lo primero que hay que hacer como padres, es mantener una buena comunicación con vuestros hijos. Hablar con un adolescente no es una tarea fácil, especialmente porque comienzan a distanciarse un poco de los padres y otorgan mayor importancia a los amigos.

Por ello, es importante que dediques un periodo de tiempo corto al día para interesarte por cómo ha ido el día, escuchando cómo se siente y lo que piensa. Esto dará confianza al menor para contarle otras cosas de mayor relevancia.

Cuando la conversación esté relacionada con el consumo de drogas, no de sermones a su hijo, simplemente se trata de explicarle lo que piensa sobre el consumo de drogas (los daños que produce y que supone un problema en la vida de una persona). Para iniciar la conversación puede utilizar una película relacionada con la temática, una noticia de prensa, etc.

Interésate por la vida de tu hijo adolescente

Es importante que conozcas a los amigos de tu hijo y los planes que suele hacer, porque el estilo de vida y las actividades que realice en el día son un aspecto importante de cara al consumo de drogas. No olvides potenciar la realización de actividades de ocio y tiempo libre saludables (deportes, cine, pasatiempos, etc.) que promueven que tu hijo se mantenga ocupado y activo, motivando y apoyando a tu hijo en aquellas cosas que sean de su interés.

Los padres son un modelo de referencia para los hijos desde que son pequeños, por ello es importante que apoye con su comportamiento los mensajes que le envía a él sobre el consumo de alcohol y otras drogas.

Establece límites claros en la vida de tu hijo

Los adolescentes mantienen actitudes de desafío a la autoridad, por ello, pese a que la comunicación debe ser flexible, fluida, directa y no tener una connotación agresiva (reproches, amenazas, etc.), sí que se debe marcar adecuadamente aquellas conductas que se pueden y no se pueden realizar, estableciendo consecuencias si se llevan a cabo.

En lo referente al consumo, las normas y los límites deben definirse de una forma muy clara como medio de protección para prevenir la adicción a las drogas en adolescentes.

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

10 + 11 =

91 057 72 02 / 683 767 899

info@centroaccion.es

Calle Salustiano Olózaga, 14, 1º Izquierda, 28001, Madrid

De lunes a viernes: 10:00 - 14:00 y 16:30 - 21:30