Muchos padres no saben cómo actuar cuando se enteran de que su hijo se droga. Descubre estrategias que te ayudarán a afrontar este problema.

Normalmente, los primeros consumos de drogas se dan en la adolescencia, pudiendo comenzar con las drogas legales (alcohol, tabaco) y, posteriormente, pasar a las drogas ilegales (cannabis, cocina, éxtasis…).

Como ya hemos mencionado en varias ocasiones, la adolescencia es una etapa de cambios, el joven tiene que aprender a gestionar determinadas emociones de las cuales quiere evadirse y, por ello, recurre al consumo de drogas.

Pero, además de ello, hay una serie de aspectos que influyen en el consumo de drogas, siendo éstos factores tanto ambientales, como de personalidad, como familiares.

¿Por qué comienzan a consumir los adolescentes?

En esta etapa, los jóvenes se encuentran en la búsqueda y aprendizaje de nuevas estrategias de afrontamiento. Una de las elegidas, erróneamente, puede ser el consumo de drogas.

Según los estudios tienden, mediante el consumo, a evadir estados emocionales desagradables, olvidarse de las preocupaciones y buscan una solución mágica e inmediata de los problemas que puedan estar experimentando en ese momento.

El problema aparece cuando estas estrategias de afrontamiento, en lugar de disminuir las emociones desagradables y los altos niveles de estrés, los aumentan, llevándolos a más situaciones estresantes.

De esta manera el adolescente no aprenderá ni contará con los recursos personales necesarios para afrontarlas, lo que le hará recurrir de nuevo al consumo de drogas.

Además, existen muchos factores de riesgo que pueden favorecer que se dé el consumo. Entre los de carácter psicológico, nos podemos encontrar la búsqueda de sensaciones, la presión de grupo, la sensación de pertenencia o la evitación de responsabilidades.

También existen factores de riesgo ambientales y familiares que aumentarán las probabilidades de que el menor consuma drogas. Entre los cuales, nos encontramos:

Disponibilidad y accesibilidad de la sustancia: dependerá si los adolescentes tienen fácil acceso a las drogas o no.

Aprobación social de las drogas legales como el alcohol: Teniendo un gran poder su publicidad. Lo que llega a disminuir la importancia que tienen las consecuencias negativas de su consumo.

Asociación del consumo de drogas con el ocio: se encuentra muy asociado el alcohol y otras drogas con la diversión y llegan a tener la percepción de que, si no consumen, no lo pasarán bien.

Estilos educativos inadecuados: el exceso de protección, la ambigüedad de las normas, mal clima familiar, consumo en la familia… pueden ser factores de riesgo que acerquen al adolescente al consumo.

Falta de comunicación y conflictos familiares: una mala comunicación de la cual el adolescente no pueda aprender acerca del consumo, la falta de ésta, aprendizaje de una comunicación basada en la discusión y disputa o desigualdad a la hora de educar entre los progenitores.

Por otro lado, nos encontramos los factores de protección, que al igual que los anteriores también pueden ser psicológicos, ambientales y familiares.

Estos son los aspectos que disminuyen la probabilidad de que el joven consuma drogas, alejándole de ellas. Serían, por ejemplo, adoptar estilos de afrontamiento encaminados al esfuerzo, búsqueda del apoyo social, capacidad para resolver problemas o fijarse en lo positivo.

En cuanto al ambiente, influye mucho el estilo educativo y el ambiente psicosocial en el que se desarrolle el adolescente.

Cómo actuar su tu hijo se droga

¿Cómo actuar cuando te enteras de que tu hijo se droga?

Para la mayoría de los padres, cuando se enteran por primera vez de que su hijo consume cualquier sustancia, es una mala noticia frente a la cual no saben reaccionar.

La reacción más común por la falta de información y por el sentimiento de impotencia es de enfado, castigo y rechazo. Se suele comenzar con discusiones imponiendo la opinión de los padres sobre el consumo y su prohibición ante ello.

A pesar de que esta sea una reacción normal y adaptativa para los padres, en el hijo adolescente provocará rechazo, no escuchará el motivo de la discusión y, en situaciones extremas, no acatará los castigos impuestos, ya que puede llegar a no comprenderlos.

Por ello, es importante que cuando te enteras de que tu hijo se droga se cree un clima de comprensión y no enjuiciador para poder llevar a cabo una conversación en la que el adolescente comprenda la gravedad y las consecuencias del consumo, y que esa conversación no tenga el objetivo de atacarle, sino simplemente de informarle y poder llegar a prevenir el consumo, en un ambiente de apoyo y comprensión.

Antes de actuar cuando te enteras de que su hijo se droga, es importante que los padres se informen bien acerca de las drogas que más se consumen en la actualidad por los jóvenes, las que existen y los efectos y posibles consecuencias que éstas pueden traer.

En esta primera actuación, el adolescente debe comprender la preocupación de los padres sobre el problema del consumo de drogas y, por otro lado, éstos tienen que comprender que el consumo, en la mayoría de los casos, no es por simple diversión, sino que deben que entender y/o averiguar qué es lo que le está sucediendo, si hay algún problema de base.

Es necesario que sea una conversación de comprensión por ambas partes.

Una vez hablado con el menor, habría que determinar para qué está utilizando el consumo de drogas, y así poder llegar a una solución.

Comprobar si es necesario ponerse en tratamiento o si con la información es suficiente para el cese del consumo de drogas.

Si los padres consideran que puede suponer un problema grave tienen que dar paso a la imposición de límites. Estos límites tienen que ser claros y bien definidos.

El joven tiene que entender que, si el consumo continúa, no va a seguir obteniendo los beneficios que recibe de ellos, tanto materiales y económicos como emocionales. Derivado de ello se deberán realizar una serie de cambios.

Tenemos que tener en cuenta el problema que puede suponer el consumo de drogas en la adolescencia, ya que aún se encuentran en desarrollo cerebral y puede acarrear mayores consecuencias negativas, pero, además, aumenta el riesgo de desarrollar una adicción.

Intervención cuando te enteras de que tu hijo se droga

Además de lo expuesto, si no sabes cómo actuar cuando te enteras de que tu hijo se droga, no dudes en ponerte en contacto con un profesional.

En Centro Acción contamos con psicólogos especializados en adicciones y con tratamientos específicos para adolescentes, que te pueden informar acerca de las adicciones y de todas las consecuencias del consumo de drogas.

Realizamos intervenciones familiares para aquellos casos en los que el menor no acepta someterse al tratamiento, con el objetivo de ayudar a la persona que consume a aceptar la problemática de su consumo, siempre desde la comprensión y la profesionalidad, para que sea él mismo el que tome la decisión de ponerse en tratamiento y motivar el deseo de recuperar su vida.

Te invitamos a compartir este artículo para ayudar a otros padres a actuar si se enteran de que su hijo se droga.

Centro Acción | Contacta ahora

Privacidad

4 + 14 =

91 057 72 02 / 683 767 899

info@centroaccion.es

Calle Salustiano Olózaga, 14, 1º Izquierda, 28001, Madrid

De lunes a viernes: 10:00 - 14:00 y 16:30 - 21:30